Habrá alcalde encargado por 3 días mientras se recupera hija de Quintero

Esteban Restrepo, secretario de Gobierno, contó que tiene coronavirus /FOTO: JUAN ANTONIO SÁNCHEZ

En la mañana de este martes el alcalde de Medellín, Daniel Quintero, dio a conocer que su hija Aleia, quien padece una enfermedad hepática, fue sometida a un trasplante y que Diana Osorio, esposa de Quintero y madre de la menor, fue la donante.

Debido a esta situación, el secretario de Gobierno de Medellín, Esteban Restrepo Taborda, fue designado como alcalde encargado de la ciudad desde este martes 26 hasta el jueves 28 de mayo por ausencia del titular quien estará al tanto de lo que ocurra con su familia.

Ver: Hija y esposa del alcalde de Medellín, sometidas a cirugía de trasplante

Durante estos 3 días, Restrepo Taborda, al mismo tiempo, seguirá cumpliendo sus funciones como secretario de Gobierno.

¿En qué consiste la cirugía?

El Hospital Pablo Tobón Uribe, institución donde son intervenidas hija y esposa del alcalde, explicó que se trata de un trasplante de hígado con donante vivo y que cuentan con un equipo altamente calificado para este procedmiento.

“El trasplante de donante vivo consiste en realizar una hepatectomía, extracción de un segmento del hígado de un donante vivo para un receptor pediátrico que requiere dentro de su tratamiento el trasplante hepático. El segmento del hígado se selecciona teniendo en cuenta el peso y la talla del receptor (paciente que requiere el trasplante)”, indicaron en un comunicado.

Explicaron que este tipo de procedimiento es posible gracias a que el hígado tiene la capacidad de regenerarse y crecer.

Diana Osorio y Aleia, quien nació con una enfermedad hepática que se complicó por estos días. /FOTO: CORTESÍA DANIEL QUINTERO

“En el trasplante con donante vivo es menor el tiempo de espera de un paciente por un órgano, lo que disminuye el riesgo de deterioro de su estado de salud y posible fallecimiento por estar en lista de espera”, agregaron, al tiempo que indicaron que en el 2017 el hospital realizó el primer trasplante hepático de donante vivo a un paciente pediátrico de 10 meses de edad.

La operación en el donante se inicia un poco antes que la del receptor, en quirófanos separados y uno al lado del otro. La cirugía en el donante tarda entre 4 y 5 horas y en el receptor de 6 a 7 horas.