El plan para que Medellín resurja de lo que deja el Covid-19

El Plan de Desarrollo Medellín Futuro 2020-2023 es el más participativo en la historia de la ciudad. /FOTO: MANUEL SALDARRIAGA.

A lo mejor a usted le tocó ver, escuchar o solo le contaron de unas reuniones comunales que se hicieron desde enero hablando del Plan de Desarrollo para Medellín.

¿Qué es esto? Pues si nos vamos a términos prácticos no es más que la hoja de ruta a seguir para poder ejecutar proyectos y programas que se planean de acuerdo con lo que propuso, en este caso, el alcalde Daniel Quintero, cuando fue candidato a la Alcaldía de Medellín.

Mejor dicho, el Plan de Desarrollo es la forma como se ejecutan todas esas propuestas que el actual alcalde hizo cuando era candidato. Sin embargo, esta Administración se enfrentó a un gran reto debido a lo ocurrido con la pandemia del Covid-19, que afecta considerablemente la economía y el aparato social de la ciudad.

“Es un Plan de Desarrollo de la esperanza”, así lo describió el director de Planeación de Medellín, Jorge Mejía Martínez, quien nos ayudó a desglosar todo lo que se tiene en cuenta en este nuevo texto, que fue radicado el jueves pasado ante el Concejo de Medellín, donde comienzan mañana justamente los debates para lograr su aprobación.

El funcionario fue enfático en que debido a la crisis por el coronavirus este Plan de Desarrollo le apuesta a la reactivación de la economía y a la atención de lo social, por eso lea con cuidado, que de seguro esta hoja de ruta para Medellín le va a convenir de alguna manera.

15.000 ciudadanos ayudaron en la formulación del Plan de Desarrollo de Medellín.

¿Para qué me sirve  entender el Plan de Desarrollo?

“El Plan de Desarrollo es lo que se conoce popularmente como una carta de navegación”, expone el Director de Planeación. Añade que en ese texto se definen “los derroteros, los horizontes, que son las líneas estratégicas y los programas y proyectos que es lo que permite darle posibilidad a que ese horizonte se pueda materializar”.

En ese sentido, aparecen justamente las 5 líneas estratégicas que enmarcan todo lo que esta Alcaldía tiene que hacer durante la Administración de Daniel Quintero Calle, con un reto aún más importante, que es lograr la generación de empleo y la reactivación de la economía, ya que este Plan de Desarrollo que comienza a ser debatido en el Concejo pretende contrarrestar los efectos de la cuarentena decretada por el Covid-19.

“Con el Plan de Desarrollo Medellín Futuro como hoja de ruta, queremos convocarlos a reactivar la economía, avanzar hacia la construcción de un nuevo modelo de desarrollo respondiendo al contexto de la Cuarta Revolución Industrial y la consecuente generación de nuevas dinámicas sociales y económicas”.

Daniel Quintero Calle, Alcalde de Medellín.
Glorieta de la carrera 80 con la calle Colombia. / FOTO: MANUEL SALDARRIAGA.

¿De dónde sale la plata para hacer todo esto?

Antes de entrar en detalle de cuáles son esas líneas estratégicas debe entender de dónde salen los recursos para poder financiar todas las ideas que se tienen. La respuesta la tiene usted en sus manos, ya que una de las principales fuentes de financiación de todo el Plan de Desarrollo está en el pago de los impuestos. Por ejemplo, el pago del impuesto predial y el impuesto de industria y comercio son fuentes fundamentales en la consecución de recursos para poder ejecutar el Plan de Desarrollo.

Pero también los recursos vienen por otros conceptos, como son las transferencias que hace cada año Empresas Públicas de Medellín, el Área Metropolitana e incluso la Nación, que recordemos ya tiene un compromiso de apoyar proyectos como el metro de la 80. Pero recuerde que la Nación también transfiere recursos importantes para la atención de la educación y la salud.

Para que se haga una idea entonces, este Plan de Desarrollo está soportado en 22,7 billones de pesos, pero tenga presente que el dinero se destina para tres frentes fundamentales: gastos de funcionamiento, pago de la deuda y, por supuesto, inversión.

22,7 billones de pesos se destinarán para la ejecución de todo el Plan de Desarrollo de Medellín. Se suman recursos de financiación del Metro de la 80.

Un plan con profundo enfoque social

Al radicar ante el Concejo de Medellín el Plan de Desarrollo, el alcalde de la ciudad, Daniel Quintero Calle, destacó que “es un Plan de Desarrollo profundamente social”.

Y no es para menos, ya que se incluyó la estrategia de Medellín me Cuida como la base para apoyar el entorno social y lograr la reactivación económica por medio de la generación de empleo.

“Medellín me Cuida se convierte, con su enfoque  familiar, en una apuesta permanente de atención a los más golpeados, con cerca de 5 billones de pesos, que permiten el nacimiento de lo que hemos llamado la renta básica para las familias más golpeadas, pero también de la canasta básica de servicios sociales. Se privilegia en principio la construcción y la generación de empleos masivos en la ciudad, es un plan de reactivación económica profunda”, precisó el mandatario local.

“Este es sin duda el Plan de Desarrollo más ambicioso, con el presupuesto más alto que se ha presentado en la historia de Medellín”.

Daniel Quintero Calle, Alcalde de Medellín.
/ FOTO: EDWIN BUSTAMANTE.

Para empezar, empleo de choque

Para Mejía Martínez, este Plan de Desarrollo pretende a su vez empezar con la activación económica, ofreciendo empleo de choque, principalmente desde los grandes proyectos de construcción e infraestructura que se plantean en el texto.

“Esperamos generar cerca de 120.000 empleos de choque mediante la construcción de vivienda, el proyecto del Metro de la 80, la construcción de un hospital, en fin, las grandes obras de infraestructura. Pero también pondremos el esfuerzo por incrementar el presupuesto destinado a la inversión durante estos 4 años, ya que hay otros proyectos que tienen que ver con el Valle del Software, mejorar la competitividad, la productividad del aparato económico de la ciudad. Vemos que los emprendimientos soportados en la tecnología tienen un gran potencial para generar empleo y es una propuesta muy integral que busca atender ese problema que tenemos en Medellín en la falta de oportunidades de trabajo”.

5 líneas estratégicas, 28 componentes, 107 programas y 462 proyectos e indicadores contempla el texto del Plan de Desarrollo radicado ya en el Concejo de Medellín.

/ FOTO: MANUEL SALDARRIAGA.

¿El Covid-19 obligó a cambiar el Plan de Desarrollo?

El director de Planeación de Medellín, Jorge Mejía, expone que la crisis generada por la pandemia obligó a realizar cambios al anteproyecto del Plan de Desarrollo presentado a finales de febrero.

Uno de esos cambios fundamentales está en el direccionamiento del propio Plan de Desarrollo, que según el funcionario se debe responder a la pregunta de ¿qué es lo que se quiere hacer?

La respuesta, obviamente fue “atender las consecuencias del Covid-19, que toca los cimientos de la sociedad, particularmente la economía y lo social. En ese sentido haremos una especie de Plan Marshall (realizado en Estados Unidos luego de la Segunda Guerra Mundial) que procura la recuperación económica y social”.

/ FOTO: JUAN ANTONIO SÁNCHEZ.

Esto es lo que se va hacer

El alcalde de Medellín, Daniel Quintero Calle, fue claro en afirmar que el objetivo del Plan de Desarrollo Medellín Futuro 2020 – 2023 tiene como gran objetivo superar los retos impuestos por el Covid-19 y transformar a Medellín en una ciudad moderna.

Y para ello se presentan entonces 5 líneas estratégicas:

1. Reactivación Económica y Valle del Software (Inversión: $ 1.1 billones): Desde campaña, el alcalde Daniel Quintero fue enfático en marcar diferencia con el propósito de convertir a Medellín en el Valle del Software. Por eso la línea que encabeza el Plan de Desarrollo Municipal busca esa transformación de la ciudad aplicando el conocimiento tecnológico y científico en sectores sociales, culturales, ambientales, económicos y políticos.

2. Transformación Educativa y Cultural (Inversión: $ 6.2 billones): Es la línea estratégica con mayor inversión, ya que para el alcalde de Medellín, Daniel Quintero Calle, la educación de calidad no debe ser un privilegio de pocos, sino un derecho de todos. Además, para la Administración es claro que sin educación los propósitos enmarcados en las otras líneas estratégicas difícilmente se pueden alcanzar.

3. Medellín me Cuida (Inversión: $ 5.2 billones): La atención por la crisis provocada por el Covid-19 llevó a establecer cambios en el Plan de Desarrollo. Este es quizá el más importante, ya que se estableció esta línea estratégica con el fin de enaltecer la vida humana, las familias y las comunidades, como centro de la reflexión y de la acción política y administrativa.

“Medellín Me Cuida se convierte, con su enfoque familiar, en una apuesta permanente de atención a los más golpeados con más de cinco billones de pesos que permiten el nacimiento de la renta y canasta básica de servicio social”, sostuvo el mandatario.

4. Ecociudad (Inversión $ 4.4 billones): Lo que se busca es hacer de Medellín una ciudad sostenible y equitativa, permitiendo que el impacto de la comunidad sobre el medio ambiente sea mínimo. Por eso, en esta línea entran proyectos tan importantes como el Metro de la 80 y la ciclorruta norte-sur, que no solo contribuirán a ese propósito de Ecociudad, sino que se convertirán en alternativas de empleo para la ciudad.

5. Gobernanza y Gobernabilidad (Inversión: $ 2.7 billones): El alcalde de Medellín, Daniel Quintero, ha reconocido en varios espacios que “si al alcalde le va bien, a la ciudad le va bien”. En este sentido, esta línea defiende lo público y busca que la ciudadanía participe de manera activa para lograr esos objetivos comunes que se trazan en la ciudad.