¡Abuso policial! El video que indignó al país por un procedimiento contra un vendedor ambulante anciano

“Esto produce profunda indignación, es repudiable que a este anciano, que sale a trabajar para sobrevivir, la @PoliciaColombia lo trate de esta manera; en lugar de darle asistencia lo golpean y arrestan. Sr. @IvanDuque, Sra. @ClaudiaLopez, ustedes deben impedir que esto se repita”.

“Me dañó completamente la tarde ver a la Policía de Bogotá agredir a ese anciano. La labor represiva, clasista y violenta de esos héroes de la patria es repugnante”.

“Que asco la Policía Nacional. El maltrato al anciano en Bogotá no es un hecho aislado. Es el modus operandi de los ‘héroes de la patria'”.

“Qué vergüenza de policías COBARDES, se camuflan como cualquier delincuente para agredir a un anciano que podría ser el padre de cualquiera de nosotros, Destituyan al comandante de Bogotá, demuestren que les importa las personas. Todos los días vemos policías vulnerando derechos”.

Esos son algunos de los cientos de mensajes publicados en redes sociales, luego de que hoy fuera publicada una filmación en la que se ve a uniformados realizando un procedimiento por la fuerza contra un adulto mayor, que estaba trabajando como vendedor ambulante en el centro de la capital colombiana. Al hombre se le escucha pedir reiteradamente “auxilio”.

Esta fue la grabación que circuló en redes sociales.

Fue tanta la indignación que causó el proceder de los agentes, que la misma Policía, la alcaldesa de Bogotá (Claudia López) y hasta la Presidencia de la república ofrecieron excusas por lo ocurrido.

El Gobierno nacional, por ejemplo, publicó en la cuenta de Twitter @infopresidencia el siguiente mensaje, a nombre del presidente Iván Duque: “Hemos visto que ha circulado en muchas redes sociales un procedimiento policial que se llevó a cabo por unos miembros de la Policía Metropolitana de Bogotá contra un adulto mayor, nosotros rechazamos categóricamente esas actuaciones”.

Se conoció que el abuelo se llama Néstor Novoa y que, según lo que le relató al mismísimo secretario de Gobierno de Bogotá, Luis Ernesto Gómez, quien fue hasta el lugar donde lo trasladaron los policías para apersonarse del caso, le quebraron las gafas. “Yo iba caminando y el agente me empujó, me volteó el carrito (en el que cargaba los productos para vender) y me metió en la cara un puño. Las gafas y la mercancía se me perdieron”.

La Policía, por su parte, emitió un comunicado de 4 puntos en el que lamentan “las actuaciones individuales de algunos” de sus funcionarios y especifican: “Teniendo en cuenta lo anterior, se aperturó una investigación disciplinaria a los uniformados que adelantaron este procedimiento, y de acuerdo a esto, se tomarán las medidas que haya lugar”.

Este es el comunicado de la Policía.