Ya están abiertos todos los cerros tutelares que fueron cerrados por la pandemia

El cerro Pan de Azúcar ya también abrió sus puertas tras varios meses cerrado por la pandemia /FOTO: CORTESÍA

Si a usted ya le estaban haciendo falta estos espacios verdes de ciudad, debe estar muy contento con la noticia que dió este fin de semana La Alcaldía de Medellín.

Con la reapertura de los cerros El Picacho, La Asomadera y Pan de Azúcar, finaliza la habilitación gradual de todos estos espacios ambientales, la cual inició en septiembre como parte de la reactivación económica escalonada. Así las cosas, estas áreas quedan oficialmente abiertas para el disfrute de la ciudadanía.

Le puede interesar: Ya se puede volver a estos cerros tutelares de Medellín

Los primeros cerros en permitir la entrada a los visitantes fueron El Volador y Tres Cruces, a los cuales se sumó, posteriormente, El Nutibara.

Le puede interesar: EN IMÁGENES: Así se vio el cerro Nutibara en su reapertura

Desde este sábado, 10 de octubre, El Picacho abrió nuevamente en su horario habitual de 8:00 a. m. a 4:00 p. m.; La Asomadera, de 7:00 a. m. a 4:30 p. m. y el Pan de Azúcar, de 7:30 a. m. a 5:00 p. m.

Pueden volver a hacer deporte

El ingreso estará autorizado para la realización de actividades deportivas, ambientales, culturales y de apropiación social. Adicionalmente, los promotores continuarán liderando jornadas de sensibilización con un llamado al autocuidado de las personas y a la protección de estos ecosistemas estratégicos.

“Estamos felices de permitirle a la ciudadanía disfrutar nuevamente de estos pulmones ambientales de ciudad. El cumplimiento de las medidas de bioseguridad nos facilitó continuar con la apertura segura. Agradecemos la responsabilidad y los invitamos a no bajar la guardia”, manifestó la secretaria (e) de Medio Ambiente, Sandra Muñoz.

Pilas con los protocolos

Lo más importante es que si usted quiere volver a estos espacios, no puede olvidar usar del tapabocas de manera permanente, conservar el distanciamiento social de mínimo 2 metros entre cada persona, portar kit con alcohol glicerinado mínimo al 60 % o toallas desinfectantes, evitar aglomeraciones y descontaminar los gimnasios al aire libre antes y después de ser utilizados.