Unidad para las Víctimas tiene registrados más de 4000 miembros de LGBTI reconocidas

/ FOTO: DANIEL GONZÁLEZ.

La Ley 1448, Ley de Víctimas y Restitución de Tierras, cuenta con el enfoque diferencial y de género, por lo que la Unidad para las Víctimas ha fortalecido esta iniciativa para las personas lesbianas, gais, bisexuales, transgénero e intersexuales (LGBTI), con el fin de adecuar de manera favorable las medidas de atención, asistencia y reparación integral para esta población.

Por esto, a la fecha, de acuerdo con el Registro Único de Víctimas (Ruv), hay 4971 víctimas únicas autorreconocidas como LGBTI. Históricamente, el desplazamiento forzado ha sido el hecho de victimización más recurrente, seguido de la amenaza, los delitos contra la libertad y la integridad sexual, los actos terroristas, atentados y combates.

/ FOTO: COLPRENSA.

Los departamentos en donde han ocurrido el mayor número de eventos asociados a afectaciones de población LGBTI han sido Antioquia, Nariño, Bolívar, Valle del Cauca y Chocó y el pico más alto del número de eventos ocurridos contra las personas con orientaciones sexuales e identidades de género diversas, se dio en el 2014, con el 8 % del total de víctimas autorreconocidas, seguido del 2018 con el 6,7 %.

Uno de los casos particulares incluido en el Registro Único de Víctimas como sujeto colectivo es el de la Mesa LGBT Comuna 8 de Medellín, cuyos integrantes sufrieron violencia generalizada que ocasionó la vulneración de sus derechos a la seguridad, al ambiente sano, a la libre asociación, a la autonomía organizativa y a la libre circulación, entre otros.

Informó la Unidad de Víctimas que por décadas, las personas LGBTI han recorrido un largo camino siendo estigmatizadas. Actualmente hay cerca de 72 países en el mundo en los que ser gay o lesbiana es ilegal y también muchos de estos restringen la libertad de expresión.

/ FOTO: COLPRENSA.

En ese sentido, uno de los grandes logros de la Ley 1448 ha sido la creación de espacios de participación efectiva en los niveles nacional, departamental y municipal, para fortalecer, facilitar y garantizar la incidencia de las víctimas y sus organizaciones, reconociendo los distintos hechos de victimización, con enfoque diferencial y de género.

Por esto, la Mesa Nacional de Participación Efectiva de las Víctimas, cuenta con 2 representantes LGBTI que tienen incidencia en los espacios de discusión de la política pública de víctimas y que constantemente trabajan por la defensa de sus derechos y por los de sus iguales.

Colprensa