¡Última hora! el senador Armando Benedetti aseguró que se entregará a la justicia

Armando Benedetti aseguró que existe una orden de captura en su contra, por lo que se pondrá a disposición de las autoridades. En un trino […]

Armando Benedetti en el Congreso.
Armando Benedetti, embajador de Colombia en Venezuela. /FOTO: COLPRENSA.

Armando Benedetti aseguró que existe una orden de captura en su contra, por lo que se pondrá a disposición de las autoridades. En un trino de Twitter el congresista aseguró que se iba a dirigir a las oficinas de la Fiscalía en Barranquilla.

También le puede interesar: El CD confirmó lo se especulaba: su candidato presidencial se escogerá por encuesta.

“Hay una orden de captura en mi contra, me dicen varias personas influyentes de este país. Es injusto, no he tenido garantías pero seguiré confiando en las instituciones. Me dirijo a la Fiscalía en Barranquilla para ponerme a disposición de la Corte Suprema”, escribió Benedetti.

 

En la misma red social el senador aseguró: “Como no le debo nada a nadie y confío en las instituciones, muchos me dijeron que esto iba a pasar, así que vengo tranquilo a presentarme a las autoridades para confirmar dicha información. ¡Él que nada debe nada teme!”.

Esos trinos fueron publicados aproximadamente a las 3:00 de la tarde de este lunes, 6 de septiembre. Pero a las 4:00 p.m. el político trinó otro mensaje con el cual generó dudas sobre si de verdad hay un requerimiento judicial contra él: “Todos los medios de comunicación, todos los medios de comunicación, TODOS, me llamaron a decirme que había una orden de captura. Lo que hice no fue un ‘show’, no es un chiste hacer pasar por esto a mis hijos y a mi familia”, indicó.

Hasta la hora de publicación de esta nota no había hecho más pronunciamientos.

El diario el Tiempo, por su parte, indicó que “fuentes de la Sala de Instrucción de la Corte Suprema de Justicia confirmaron que no se ha dictado una orden de captura en contra del senador Armando Benedetti, como anunció en sus redes sociales el congresista”.

El político es investigado por la alta Corte por supuesto enriquecimiento ilícito, pues habría aumentado su patrimonio de forma inexplicable en al menos 3000 millones de pesos entre 2002 y 2018.