Señalado cabecilla de la banda el Acopio intentó escapar y terminó partiéndose un pie

Alias Julito tenía el pecado encima y por eso intentó escapar cuando evidenció que el sector se llenó de agentes de la Dijín, la Sipol y la estación de Policía de Castilla.

Pero esa osadía le salió cara porque se fracturó una pierna al saltar desde una azotea y caer sobre el techo de una casa. No pudo huir y terminó siendo trasladado por los agentes a un centro asistencial, donde le notificaron oficialmente que estaba capturado.

Este hombre se llama Juan Julio Osorio Molina, lo apodan Julito y, según las autoridades, es coordinador del grupo delincuencial organizado (GDO) Robledo y cabecilla de una de sus bandas aliadas, el Acopio, que opera en sectores de la comuna 7 de Medellín como Aures y Villa Flora.

Por ese presunto accionar criminal lo estaban buscando con orden judicial en mano, por los delitos de concierto para delinquir agravado, desplazamiento forzado y tortura.

A Julito lo investigan porque habría participado en las amenazas y torturas contra el propietario de un terreno, que la banda quería vender por pedazos. La víctima y su familia tuvieron que abandonar el barrio.

La captura se logró en medio de un allanamiento efectuado en la carrera 93A con calle 76BA, en el barrio Aures.

Juan Julio Osorio Molina, alias Julito.

Según datos de inteligencia policial, Julito fue miembro del bloque Metro de las Autodefensas Unidas de Colombia (Auc) y lleva 16 años en el mundo del hampa.

Otro capturado

En el mismo procedimiento fue ubicado y arrestado uno de los presuntos compinches de Julito.

En vía pública de Aures los policías detuvieron a Arnold Eduardo González Zapata, quien está reseñado en las investigaciones con el remoquete de Langarfio.

Este hombre, que sería uno de los coordinadores de zona de el Acopio, también tenía una orden judicial en su contra por el delito de concierto para delinquir.

Este es alias Langarfio.