Se entregó a las autoridades uno de los hombres que se fotografió con los restos de Maradona

/ FOTO: CAPTURA DE VIDEO.

Durante toda esta semana se han producido todo tipo de sensaciones y acciones por parte de los hinchas luego de que se conociera la triste noticia de la muerte de Diego Armando Maradona, astro del fútbol argentino y Mundial.

Antecedente: No hay diferencias, colores ni casacas para despedir a Maradona.

Un paro cardiorrespiratorio terminó con la vida del eterno ’10’ el pasado miércoles en horas de la tarde. 

Un día después, el jueves, las imágenes de los miles de argentinos velando a Maradona en la Casa Rosada conmovieron al planeta, sin embargo, hubo un hecho que generó una gran indignación y repudio. 

Resulta que Diego Molina y 2 trabajadores más, que fueron contratados por la Funeraria Pinier para arreglar el cuerpo de Maradona, se tomaron fotos con los restos del astro y las publicaron en sus redes sociales.

Como era de esperarse, esa actitud generó mucha rabia por parte de los argentinos, que también por las redes, comenzaron a dar información sobre el lugar de residencia de Molina, quien habría recibido todo tipo de amenazas. 

Pues bien, de acuerdo con un artículo publicado por el Diario Olé de Argentina, Diego Molina decidió dar la cara y presentarse a una comisaría, en donde no lo detuvieron, pero en la que sí le tomaron todos sus datos. 

“Desde la Comisaría informaron que efectuaron una consulta con la Fiscalía Contravencional 24, que entiende en la toma de las fotografías, y que solo recibieron instrucciones de tomarle los datos filiatorios y teléfonos de contacto”.

Escribió el diario argentino. 

Las otras 2 personas que se tomaron la foto con los restos de Maradona fueron Claudio Fernández y su hijo, ambos contratados por Piner.