Rueda ya dio a conocer sus exigencias y arribó hoy al país para definir su futuro con la Selección Colombia

Reinaldo Rueda, seleccionador de Colombia. / FOTO: AFP.

Reinaldo Rueda llegó sobre el medio día de este viernes al Aeropuerto El Dorado, de Bogotá, procedente de Chile, para empezar un periodo vacacional y definir de una vez si su futuro estaría con la Selección Colombia.

Antecedente: Rueda sí se acerca a la Tricolor; desde Chile confirmaron los rumores.

El aún técnico de Chile tomó este viernes un vuelo en Santiago con destino a la capital colombiana, y se cree que su estadía en Bogotá será aprovechada para definir con los directivos de la Federación Colombiana de Fútbol, FCF, su arribo al combinado nacional en sustitución del destituido Carlos Queiroz. Luego viajaría a Cali.

Lea también: Queiroz se despachó contra la Federación Colombiana de Fútbol y dijo que en la entidad “faltó coraje”.

Rueda se despidió de manera normal de todos los empleados de la Asociación Nacional de Fútbol de Chile (ANFP) porque todavía no ha dejado el cargo.

“Se despidió normal y lo tomamos como unas vacaciones; en caso de arreglar su salida, ya tendrá la oportunidad de comunicarse con el presidente de la ANFP”.

Le dijo a El País Gianfranco Dazzarolla, vocero de la entidad que maneja el fútbol chileno.

En cuanto a la vinculación de Rueda a la Selección Colombia, ya hay un camino adelantado con la presencia en Bogotá de su empresario Ramy Abbas, quien se habría reunido con Ramón Jesurun, máximo dirigente de la FCF.

Los próximos días serán definitivos en ese sentido. Mientras tanto Rueda pasará unas horas en Bogotá, llegará luego a Cali y posteriormente es factible que se desplace a Canadá, donde vive su hija Alejandra.

Las exigencias

Aunque el profe ya está en nuestro país, las negociaciones avanzan poco a poco porque todavía no ha terminado de finalizar su vínculo con Chile y, además, también tiene una serie de peticiones antes de aceptar la propuesta para regresar al banco de Colombia.

De acuerdo con el programa ‘Blog Deportivo‘, de Blu Radio, Rueda tiene 3 exigencias claras, pero la más importante es que su contrato vaya más allá del Mundial de Catar 2022.

El deseo del entrenador colombiano no es llegar como un ‘apaga incendios’ como en su proceso del 2004 al 2006. Su plan es realizar un recambio generacional en el país pensando en la Copa del Mundo del 2022.

Reinaldo Rueda y Alexis Medoza, en su paso por la selección de Honduras (2006-10). / FOTO: DIEZ DE HONDURAS.

Lo segundo tiene que ver con su cuerpo técnico. Reinaldo no solo quiere contar con Bernardo Redín, su asistente, sino con más hombres de confianza, como por ejemplo Alexis Mendoza, quien lo acompañó en Honduras y Ecuador.

Finalmente esperaría un salario similar al que se gana en Chile, cerca de unos 2,2 millones de dólares (para todo el cuerpo técnico) por año, según reveló La Tercera.

Hablamos de más de 7528 millones de pesos colombianos, mucho menos de lo que ganaban Carlos Queiroz (3,5 millones de dólares) y José Néstor Pékerman (6 millones de dólares).

Al equipo que llegaría

Y mientras Rueda anticipa que no quiere apagar incendios, sobre todo después de lo que se ha dicho que supuestamente pasa en el camerino de la Tricolor, Carlos Queiroz, el seleccionador saliente, desmintió esas rencillas que se han mencionado en la plantilla nacional.

Carlos Queiroz, ex seleccionador de Colombia. / FOTO: COLPRENSA.

“Fue todo fenomenal. Es sorprendente ver la familia que forma la Selección Colombia. Es una cosa muy atractiva. Sabemos que hay un precio que tenemos que pagar cuando vivimos en una sociedad libre. Si nosotros no sabemos convivir con las mentiras, es que no sabemos nada del fútbol y de la vida”, dijo el portugués a la agencia Efe.

Y agregó: “Después del partido de Chile, dijeron que hubo confrontaciones entre los cuerpos técnicos. Fue mentira. Después del partido contra Ecuador se crearon algunas argumentaciones de que los jugadores tuvieron confrontaciones; una vez más te digo que el ambiente de la Selección de Colombia es amistoso y familiar. Son algunas mentiras que son normales y nosotros pagamos el precio de vivir en un mundo libre, que nos gusta”.

Con información de Colprensa y EFE.