Resumen de la noticia del día: Asesinato en el metro sacudió al Valle de Aburrá

Era un poco más de las 6:30 de la mañana de este miércoles, 6 de julio, cuando el metro estaba lleno porque era hora pico. […]

Luis Fernando Bru Bejarano fue asesinado adentro de la estación Sabaneta del metro. /FOTOS: MAURICIO LÓPEZ RUEDA Y CORTESÍA.

Era un poco más de las 6:30 de la mañana de este miércoles, 6 de julio, cuando el metro estaba lleno porque era hora pico. Los usuarios hacían todo lo posible para viajar en uno de los vagones para a sus trabajos, universidades u otros lugares de destino.

Una de esas personas era Luis Fernando Bru Bejarano, un joven de 24 años que trabajaba como albañil. El tren se detuvo en la estación Sabaneta y abrió sus puertas. Luis Fernando descendió, pero segundos después, en las escaleras interiores, fue atacado con arma blanca por un sujeto que se movilizaba en otro vagón y que le habría montado la perseguidora.

Este hombre sería el presunto responsable del crimen. /IMAGEN: CORTESÍA.

La víctima, que era oriunda del municipio de Turbo, en el Urabá antioqueño, fue auxiliada por usuarios del sistema masivo de transporte y por personal de la empresa. Fue llevada a la enfermería ubicada adentro de la estación, donde falleció. El crimen obligó a cerrar la estación por más de una hora.

Un policía que estaba a punto de entregar turno se dio cuenta del crimen y salió detrás del sospechoso, que vestía jean azul, buzo negro, tapabocas azul y gorra negra con blanco. Pero el sujeto se lanzó a la vía férrea, saltó la malla de seguridad y se voló. La Policía indicó que, por medio de las cámaras de seguridad de Itagüí, lograron individualizardo.

Por esta reja se voló el sospechoso. /FOTO: MAURICIO LÓPEZ RUEDA.

Buscaba un mejor futuro

Q’HUBO conoció que Luis Fernando había llegado a Medellín hace algunos meses a buscar una oportunidad tras un oscuro pasado en Urabá, donde residía con su madre y hermanos.

Se había hospedado en el barrio Tricentenario junto a otros amigos y había comenzado a laborar en el área de la construcción. El objetivo era ayudar en la manutención de sus 2 pequeños hijos.

Ese propósito se vio frustrado por culpa de un hombre, que ocasionó una tragedia familiar al dejar a 2 menores de edad huérfanos y a una madre sin uno de sus hijos.

¿Por qué lo mataron?

Las causas que conllevaron a la muerte a este presunto expandillero se desconocen. Inicialmente, con base en la forma en la que ocurrió el crimen, el comandante de la Policía Metropolitana del Valle de Aburrá, brigadier general Javier Josué Martín Gámez, descartó que se hubiese tratado de un hurto o un acto de intolerancia y aseguró que la investigación se inclina a un ajuste de cuentas.

El alto oficial indicó que la víctima, al parecer, había huido hacia Medellín para esconderse, pero no especificó el por qué.

¡Qué joyita!

Lo que si dio a conocer el comandante de la Policía Metropolitana era que Bru Bejarano había tenido problemas judiciales con las autoridades de Turbo en 3 oportunidades por el delito de concierto para delinquir y en otra por hurto.

Q’HUBO conoció que la el hombre asesinado había sido capturado en 2016 por la Policía de Urabá, presuntamente porque era integrante de una pandilla conocida como los Batman, en la cual aparentemente coordinaba las peleas con armas blancas con otras pandillas y las extorsiones a los comerciantes.

Otras 15 personas fueron capturadas en ese entonces. /FOTO: NOTICIAS CARACOL.

El expediente de la Procuraduría General de la Nación también detalla una condena en primera instancia a 4 años de prisión por el delito de concierto para delinquir agravado, emanada el 28 de marzo de este año por el Juzgado 5 Penal del Circuito Especializado de Medellín.