Reportero gráfico de Q’HUBO recibe distinción internacional por: “El último abrazo”

Esta es la imagen que recibió mención de honor por en el concurso internacional. / FOTO: CARLOS VELÁSQUEZ

Carlos Velásquez, publicista y fotógrafo de profesión, abrió su camino como reportero gráfico de la casa editorial El Colombiano en el 2016. Allí, su pasión de por contar y capturar historias, lo llevaron a pasar de las luces, los trajes y las modelos de revistas, para ser testigo y compartir con nuestros lectores de Q’HUBO el acontecer de Medellín y de nuestro territorio paisa.

Esa disposición y profesionalismo son las que han llevado a este paisa de 38 años a ser unos de los fotógrafos distinguidos, entre miles del mundo, por los International Photo Awards (IPA) en su edición del 2020 con una mención de honor.

El pasado 24 de julio, Velásquez se había dispuesto para cubrir un incendio, pero el destino los llevó, a él y a la periodista Jessica Cano, al barrio La Grabriela, del municipio de Bello, donde se había presentado un homicidio. Allí, Velásquez presenció uno de los momentos más impactantes de su carrera, un jovencito abrazaba el cuerpo de su hermano mayor (de 16 años), quien se encontraba desparecido y fue hallado sin vida.

“Cuando llegamos al lugar, los investigadores ya estaban realizando el levantamiento del cuerpo, en una zona boscosa donde se ubicaba una cantera. Mientras estábamos haciendo la labor de reportería, me encontré con esta escena tan potente…”.

Recordó el fotoperiodista.

Y continuó: “Este niño abrazaba a su hermano mayor que se le iba entre los brazos. Me impactó mucho, ese momento decía demasiado, y de una manera muy respetuosa capturé la imagen, porque en este país, para muchos, estas víctimas son solo bolsas, pero eran personas y tienen familias que sufren y que están perdiendo demasiado… De ahí vino el nombre de la fotografía: ‘El último abrazo’. Para el pelao, después de hablar con él, nos contó que quien se iba era su mayor inspiración”.

Como todo ser humano, Carlos dudó en si capturaba ese momento o no, pero a través de su lente ha aprendido que “esa es la forma de recordarle al mundo que hay una falta de consciencia impresionante ante la vida”.

Distinción valiosa

Tal vez, Velásquez no ocupó los 3 primeros lugares, pero esta distinción visibiliza la situación que se sigue viviendo en nuestra ciudad ante el mundo, pues “entre tantos fotógrafos del mundo que participamos, que lograran entender el sentimiento y el mensaje deja esta imagen, es impresionante. Estar ahí, entre los mejore del mundo, me llena de motivación y ganas de seguir contando los que sucede en el barrio, en nuestras calles, donde muchos necesitan contar sus historias y ser escuchados”.

“En las calles y con el equipo de Q’HUBO he aprendido un montón. Esto me hace sentir orgulloso de engranar en este equipo”.

¿Amarillismo?

Seguramente, si no es usted pueden ser otros los que piensen que esto puede ser un irrespeto o burla al dolor ajeno, que es amarillismo, “pero es excelente que hablemos de este tema, pues mucha gente cree que uno sale con gusto, malicia y morbo a registrar esos momentos, eso es amarillismo… Lo que no saben es con los sentimientos y el dolor que uno se enfrenta en cada escena, en cada historia que uno presencia… estas situaciones siempre te tocan, así que siempre lo hacemos con respeto, porque todas las personas van a sentir algo cuando vean esa imagen”.

Rodrigo Morales, director del diario Q’HUBO, considera que “este tipo de reconocimientos a nivel internacional le dan un gran valor al periodismo popular que realizamos en Colombia. Nosotros estamos con la gente de a pie, contamos lo que de verdad sucede en la ciudad, los dramas, conflictos e historias que la gente del común tiene que sobrellevar día a día”.

Por su parte, Esteban Vanegas, editor de fotografía de la casa editorial El Colombiano, resalta que “esta mención de honor es importante, porque los IPA son premios en los que participan fotógrafos profesionales de todo el mundo. Es una foto con una gran sensibilidad y sentido estético para narrar un hecho doloroso de una manera distinta que va más allá de un registro noticioso”.

Carlos, fotógrafo hace 12 años, es una persona curiosa por el arte, con un gusto por la imagen hace mucho tiempo. “Soy un tipo amante a la naturaleza y a viajar”. / FOTO: CORTESÍA.

“Estos mensajes son fuertes y contundentes, porque espero que puedan servir para que valoren más la vida y que entiendan de detrás del conflicto, la violencia que vivimos cada día, siempre hay un alguien”.