Recapturaron a 2 delincuentes que se volaron de una guarnición militar de Medellín

Alias Macoco fue sorprendido por la tropa en la vereda el Hoyo, de San Andrés de Cuerquia. Estuvo prófugo 16 días. /FOTO: CORTESÍA EJÉRCITO.

En operativos del Ejército, CTI de la Fiscalía y Policía fueron recapturados los cabecillas del grupo armado organizado residual (Gao-r) del frente 18 de las Farc, conocidos con los alias de Toro y Macoco, quienes se fugaron, con otros 5 detenidos de esa organización, el pasado 28 de junio del calabozo del Batallón de Artillería Coronel Jorge Eduardo Sánchez, con sede en el barrio Buenos Aires, de Medellín.

El comandante de la Séptima División del Ejército, general Juan Carlos Ramírez, indicó que Álex Javier Tapias Pérez, Alias Toro, de 21 años de edad, fue sorprendido por la fuerza pública en el sitio San Miguel, zona rural de San Andrés de Cuerquia, en el Norte de Antioquia. Este había sido capturado inicialmente el pasado 30 de enero y tiene una condena por los delitos de concierto para delinquir agravado, fabricación, tráfico y porte de armas de fuego de uso privativo de las fuerzas militares.

El oficial agregó que este hombre era el explosivista del grupo y el encargado de ejecutar asesinatos selectivos y extorsiones. En su momento fue el encargado de la seguridad de alias Patoso, segundo cabecilla del grupo residual del frente 18, quien fue muerto en operaciones militares, en el corregimiento Santa Rita de Ituango, el pasado 8 de febrero.

Alias Toro fue recapturado por el Ejército, con el apoyo del CTI de la Fiscalia y la Policía, en zona rural de San Andrés de Cuerquia. /FOTO: CORTESÍA EJÉRCITO.

En una segunda operación, desarrollada en la vereda El Hoyo, también de San Andrés de Cuerquia, fue recapturado Gerardo Antonio Echavarría Jaramillo, alias Macoco, de 24 años de edad .

Este hombre había sido arrestado el 10 de septiembre de 2019 y tiene una condena por los delitos de homicidio agravado, concierto para delinquir agravado, fabricación, tráfico y porte de armas de fuego de uso privativo de las Fuerzas Militares y peculado por apropiación.

Es acusado por el Ejército de generar una serie de desplazamientos forzados de campesinos en Ituango , la instalación de campos minados y ataques a los miembros de la fureza pública.

El Ejército continúa con las acciones militares para recapturar a los otros 5 prófugos, por quienes ofrece una recompensa de $ 5.000.000 para quien dé información sobre su paradero.