Proponen que los tapabocas, el gel antibacterial y el alcohol sean parte de la canasta familiar

/ FOTO: JAIME PÉREZ.

A las dificultades económicas que atraviesan miles de colombianos por la pandemia, se suma que es prácticamente una obligación sumarle a la panela, el arroz, el aceite y demás productos, los tapabocas, geles antibacteriales, jabones para las manos y alcohol antiséptico, algo que incrementa los gastos cotidianos.

Pensando en eso, el médico y senador Juan Luis Castro, del Partido Alianza Verde, pidió al gobierno que se incluyan estos elementos entre los productos de la canasta familiar. La iniciativa, en resumen, permitiría controlar los precios para que no haya incrementos tan elevados como los que se han visto desde que inició la contingencia por el Covid-19.

Sería un caso excepcional. En tiempos normales la canasta familiar se modifica solo cada 10 años y la última fue en 2019, la cual incluye 443 productos. Lo que pide el senador Castro es que se introduzcan estos productos, que se retirarían cuando se acabe la contingencia. “En el Senado de la República he venido reiterando: la pandemia va a estar con nosotros un largo tiempo. Por ello, estos 3 productos van a ser de primera necesidad para todos los colombianos y colombianas para proteger su vida y la de sus familias”, señaló Castro en su solicitud.

Juan Daniel Oviedo, director del Departamento Administrativo Nacional de Estadística (Dane), tendría a cargo la gestión de incluir estos productos en el listado que tienen como diferencia tener un tratamiento tributario preferencial, debido a que se consideran de primera necesidad y su seguimiento de precios es más riguroso.

Sin embargo, los tapabocas, geles y demás productos de esta naturaleza, que se volvieron necesarios por el coronavirus, fueron incluidos en la resolución 78 de abril de 2020, en la que el presidente Iván Duque estableció un listado de productos que serían vigilados de forma exhaustiva por el Dane y la Superintendencia de Industria y Comercio para evitar que sus precios fueran blanco de la especulación.

Pero esos precios evidentemente no se han controlado. Un tapabocas de tela, por ejemplo, antes de que iniciara la pandemia costaba unos $ 400 en las droguerías; hoy se venden entre $ 1500 y 2500.