Pilas con los piropos vulgares o pasados de tono, que podrían costarle 4 años de cárcel

En la Cámara de Representantes fue radicado por la representante Katherine Miranda un proyecto de ley por medio del cual se busca imponer una pena de presión hasta de 4 años a quien pronuncie piropos vulgares a las mujeres.

La iniciativa pretende reformar el artículo 210 del Código Penal, en donde se define la conducta de acoso sexual en espacio público o semipúblico, y en tal sentido el articulado plantea que “quien sin mediar consentimiento, acose, asedie física o verbalmente, realice exhibicionismo, tocamientos, filmaciones o cualquier otra conducta de connotación sexual inequívoca o contenido sexual explícito en espacio público o de acceso público incurrirá en una prisión de dos a 4 años”.

Para Miranda el proyecto, que además tiene el apoyo de todas la mujeres representantes, busca proteger principalmente a las mujeres que suelen sentirse inseguras y vulnerables cuando se encuentran en la calle. Además, pone freno a aquellas personas que con palabras obscenas acosan a las demás en el espacio público.

En el proyecto se dice, además, que el Gobierno Nacional y los diferentes entes territoriales deben realizar campañas de concientización y educación sobre el acoso sexual contra la mujer en el espacio público, ya que se trata de un comportamiento manifiesto de violencia.