Peter Mosquera, un teso con los pies en la tierra

“Para mi esto es una escuela, un aprendizaje diario. En lo personal he crecido demasiado”: Peter Mosquera. /FOTO: CAMILO SUÁREZ.

“Hoy soy una persona diferente” puede ser una frase cliché, pero hay casos en que los hechos demuestran que los cambios son reales. El de Peter Louis Mosquera Caicedo, de 28 años, se ajusta a la perfección a ese lema. Él es el protagonista de nuestra tercera entrega del la serie de Q’HUBO ‘Los tesos de las empresas’.

Antes de ingresar a trabajar en Codiplax –empresa especializada en la fabricación y comercialización de plásticos– este habitante del barrio Caicedo se describe como un “culicagado recién salido del colegio que se mantenía de fiesta en fiesta”.

Tenía apenas 20 años cuando trabajaba con su papá, Alcidiades, en labores de construcción, y aunque él trataba de formarlo, la efervescencia de su adolescencia lo hacía inclinarse por la diversión.

/FOTO: CAMILO SUÁREZ.

Su padre intercedió por él ante los dueños de la empresa, quienes lo aceptaron para capacitarse y desempeñarse como refilador, a cargo de una de las máquinas.

Eso ocurrió hace 8 años, en los cuales ha transitado por cargos como auxiliar y coordinador de sellado, coordinador de logística y de inventarios y luego de compras e inventarios.

Un camino inesperado

Peter confiesa que cuando salió del colegio no le gustaba mucho el estudio, pero fueron sus jefes quienes lo motivaron para mejorar sus capacidades laborales, al identificar en él habilidades en logística.

/FOTO: CAMILO SUÁREZ.

Fue así como primero hizo una técnica en logística y distribución, y posteriormente una tecnología en comercio exterior. Y en la actualidad está cursando la profesionalización en negocios internacionales.

“Siempre me ha ido bien en el manejo de inventarios y del programa Excel, eso me ayudó a seguir avanzando. Y al estudiar directamente cogí el nivel más avanzado”.

Esto lo aprendió al ser la mano derecha de su papá y gestionar el personal de sus proyectos, por lo cual recogió los frutos de esa experiencia.

“Una escuela diaria”

Peter destaca los aprendizajes constantes que ha recogido en sus ocho años con Codiplax. El apoyo de sus distintos jefes le han dado más disciplina, más responsabilidad. Por eso hoy se califica como “una persona totalmente diferente”, más puntual, más empoderado de sus funciones.

“Para mí esto es una escuela, un aprendizaje diario. En lo personal he crecido demasiado, he aprendido a manejar personal, a tratar a las personas, a liderar, a ser puntual, a respetar y saber dirigirme a mis superiores, a responder a su confianza. Ha sido un aprendizaje de principio a fin”, destaca de su trayectoria en la empresa.

De la empresa agradece las oportunidades que le han dado para poder formarse y crecer como profesional, sobre todo cuando ha tenido que compartir tiempo con el estudio.

“Me han dado los medios para que lo haga, cuando estudié la técnica en logística estudiaba los sábados y cuadraba los turnos entre semana para poder ir ese día sin problema. Y entre semana, laboraba entre 6:00 de la mañana a 4:00 de la tarde, y luego me iba para clase de 6:00 de la tarde a 10:00 de la noche, aunque ahora en pandemia pues lo hago desde casa”, y si tiene un parcial y necesita irse más temprano, cuenta con el permiso.

Para Peter no hay mejor recompensa a ese esfuerzo que tener la confianza de sus compañeros y jefes, y recibir de ellos el respeto y el cariño que le dan las fuerzas para dar lo mejor de sí todos los días.

Sus padres son su compañía a la distancia

Los padres de Peter, Alcidiades y Eudocia, viven en Quibdó, de donde son oriundos, aunque él nació en Medellín. Con ellos convivió hasta que se trasladó a esta capital para comenzar a trabajar en Codiplax, y desde entonces vive solo en el barrio Caicedo, aunque permanentemente está en contacto con su familia, incluyendo a sus dos hermanos.

¡Recibimos postulaciones!

En Q’HUBO queremos que salgan tesos de todas las empresas. Si usted quiere postular un colaborador de su empresa, no lo dude: acá le recibimos todos los datos. Nos puede mandar un correo electrónico con el nombre, la empresa y el número de contacto. Lo puede hacer a rodrigo.morales@qhubo.com.

Sebastián Aguirre.