Participó en la muerte de un hombre un 25 de diciembre y lo tendrá que pagar con más de 2 décadas de prisión

/FOTO: COLPRENSA.

Hondo se le fue a Carlos Andrés Barreiro Sánchez porque lo condenaron a 21 años y 8 meses de prisión, después que el Juzgado 5 Penal del Circuito Especializado de Medellín avalara un preacuerdo entre la Fiscalía y la defensa del procesado.

Barreiro Sánchez fue judicializado por los delitos de homicidio agravado, uso de menores para la comisión de delitos, porte ilegal de armas de fuego de defensa personal y concierto para delinquir.

Los hechos por los cuales fue condenado este hombre sucedieron la madrugada del 25 de diciembre de 2018.

Sobre las 4:15 a.m. Juan David Gallego Zambrano caminaba en compañía de su esposa y sus 2 hermanos por la calle 15 con la carrera 90, barrio Nuevo Amanecer, corregimiento de Altavista, cuando se vio involucrado en una riña, detalló en esa oportunidad el Sistema de Información para la Seguridad y la Convivencia (Sisc), de la Alcaldía de Medellín.

En esta calle fue baleado Juan David. /FOTO: LAURA ROSA JIMÉNEZ.

Barreiro Sánchez, en compañía de otras personas, entre ellos varios menores de edad, dispararon contra Gallego Zambrano, de 22 años de edad, quien fue llevado a la Unidad Intermedia de Belén y falleció.

“Se logró establecer que Barreiro Sánchez portaba el arma usada en el crimen y que les entregó a los 2 menores para que perpetraran el homicidio, el cual fue cometido por integrantes de una organización conocida como la Mano de Dios, que trabaja para el Clan del Golfo”, precisó la Fiscalía.

Por este crimen, la justicia sentenció a Henry Martínez Marín, alias el Enano, cabecilla de la estructura criminal, y los hermanos Carlos Andrés y Juan David Úsuga Hernández, conocidos con los remoquetes de Calvin y Pamplona, respectivamente.