¡Ojo! Si no lleva el tapabocas, no lo dejan entrar al metro

/ FOTO: MANUEL SALDARRIAGA.

Si usted es de los que tiene que salir de su casa y para hacerlo usa metro, mucha atención, pues a partir de este martes 7 abril el uso de tapabocas será obligatorio en todo el sistema.

Así lo anunció la empresa de transporte que recordó que lo hacen acogiéndose a las disposiciones de las autoridades locales, departamentales y nacionales siguiendo las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

“Esta medida tomada por la Alcaldía de Medellín y ratificada por el Ministerio de Salud, que hace parte de la fase de mitigación del Covid-19 en Colombia, obliga el uso de tapabocas para los usuarios durante todo el viaje en cualquiera de los modos de transporte de la red como las líneas de Metro, Metrocable, Tranvía y buses. Los controles del cumplimiento son responsabilidad de la Policía Metropolitana del Valle de Aburrá, quienes están encargados de su cumplimiento en los accesos de las estaciones y en las paradas del sistema”, indicaron en un comunicado.

Precisamente en la mañana de este lunes la Alcaldía de Medellín comenzó la entrega de un millón de tapabocas en la ciudad, de los cuales 100 mil serán donados a usuarios del sistema masivo de transporte por parte de la administración municipal en la jornada pedagógica.

Bajaron los pasajeros… y los ingresos

El Metro también informó que debido a la emergencia sanitaria por el Covid-19 y, en consecuencia, con las medidas del aislamiento preventivo obligatorio, la red Metro hoy está movilizando al día 200 mil usuarios, lo que significa una reducción en la afluencia total del 87 %.

“La coyuntura ha afectado el flujo de caja de la Empresa, dejando de percibir al día unos 1000 millones de pesos, lo que ha llevado a revisar minuciosamente los flujos de la organización”, explicaron.

La Empresa contaba para el año en curso con una serie de modernizaciones y mantenimientos, los cuales serán revisados y evaluados técnicamente para validar cuáles son susceptibles de aplazamiento sin correr ningún tipo de riesgo y con el fin de aliviar el flujo de caja de la organización.