No fueron víctimas de un suicidio ni de un accidente… Los mataron

/FOTO: CARLOS VELÁSQUEZ (ARCHIVO).

El jueves, 4 de junio, cuando se realizó la inspección técnica al cadáver de Jéiner Alexis Galeano Monsalve, las autoridades pensaron que se había quitado la vida. En e sitio hallaron un arma de fuego.

Pero lo que realmente ocurrió ese día en el barrio Versalles, de Manrique, no estaría relacionado con un suicidio. 14 días después las autoridades de Medellín establecieron que lo mataron.

“Jéiner Alexis Galeano Monsalve, de 26 años, fue encontrado sin vida en la vía pública con heridas ocasionadas por arma de fuego. En un principio el caso fue considerado suicidio, pero de acuerdo con información obtenida en las investigaciones, cambió su conducta a homicidio”, precisó hoy el Sistema de Información para la Seguridad y la Convivencia (Sisc), de la Alcaldía de Medellín.

Un giro similar dio el caso de Dorley Alberto Mariaca Palacio, de 47 años de edad. Su muerte, ocurrida registrada el 28 de mayo, había quedado “por establecer” e incluso se pensó inicialmente que había fallecido por una caída, pero en realidad lo mataron golpeándolo en la cabeza en el barrio Granizal, de la comuna Popular, en Medellín.

Hoy el Sisc indicó que “este caso que, estaba como muerte por establecer, cambió su conducta a homicidio en la mesa de validación realizada el 17 de junio de 2020 entre Fiscalía, Policía, Medicina Legal y la Secretaría de Seguridad y Convivencia. La víctima había ingresado lesionado el 25 de mayo a las 1:00 horas a la Clínica Bolivariana y falleció el 28 de mayo a las 11:35 horas. Inicialmente el hecho había quedado por establecer, después se verificó que era un homicidio con modalidad contundente”.