¡No caiga en la trampa de los estafadores!

/FOTO: ARCHIVO

Muchos modelos de negocio han tenido que reinventarse en medio de la cuarentena para poder seguir cumpliendo con sus servicios y evitar tener pérdidas económicas, por lo que el uso de plataformas como las redes sociales se han convertido en una herramienta muy útil.

Lo lamentable en medio de todo esto es que los pillos también se están aprovechando de esas herramientas para sacar provecho propio y estafan a las personas a punta de engaños.

Q’HUBO conoció un caso en particular y habló con la Policía Nacional para conocer qué está pasando frente a este tema y cómo podemos evitar caer en las trampas de los dueños de lo ajeno, así que échele ojo y no caiga en la trampa de estos malandros.

La denuncia

Por lo menos unas 38 personas, en diferentes partes del país, han denunciado en las últimas horas ante la Policía Nacional y la Fiscalía General que han sido víctimas de los ladrones, quienes se han encargado de engañar a la gente con la fachada de una empresa de venta de uniformes de profesionales para la salud, aprovechándose precisamente de la emergencia sanitaria que vive el país.

“Mi esposa realizó la compra de unos uniformes médicos el 6 de mayo a través de una página de Facebook llamada UMI (ver foto). Ellos pidieron la consignación del dinero, que fue de $ 188.900, pidieron los datos para hacer el envío y dijeron que en 2 o 3 días hábiles llegaría el pedido y que horas más tarde iban a mandar la guía para saber del envío. Sin embargo, cuando se realizó la transacción, se hicieron los locos y no respondieron más, ahora no aparecen.

“Lo peor es que nos dimos cuenta que muchas más personas, por ahí unas 38, han sido estafadas de la misma manera por esa página; incluso, hay mujeres que afirman que hasta 2 millones de pesos llegaron a consignarles a estos estafadores”, le aseguró a Q’HUBO Alejandro Ormaza, esposo de una de las víctimas.

Pero la cifra de personas estafadas por medio de esta página es mayor. En Facebook crearon un grupo llamado ‘Estafados por umi Uniformes’, que en la mañana de este jueves, 14 de mayo, tenía 78 miembros.

Un fenómeno en aumento

Según le contó a Q’HUBO el Mayor Bohórquez, jefe de comunicaciones estratégicas de la Dirección Antisecuestro y Antiextorsión, “la extorsión durante la etapa exclusivamente desde que inició el coronavirus, en comparación con el año anterior, tiene una disminución del 50 %, pero la modalidad que sí aumentó fue precisamente la de estafa en redes sociales, aumentó en un 153 %, en comparación con el año anterior en el mismo período. Esto significa que los delincuentes cada vez más están utilizando las redes sociales para extorsionar y realizar estafas”.

Así que pilas, esté alerta y no caiga en la trampa de estos pillos.

Recomendaciones

  • Es preferible hacer compras por internet solo a través de comercio electrónico autorizado; es decir, páginas web que cuentan con el código de seguridad que garantiza una compra segura.
  • Solicite información completa y detallada del vendedor.
  • No haga una consignación completa del valor total del producto. Primero envíe un porcentaje y cuando le llegue la mercancía, transfiera lo demás.
  • Por ningún motivo suministre detalles de su información financiera.

Por su parte, el general Fernando Murillo, director de la Dirección Antisecuestro y Antiextorsión de la Policía Nacional, le aseguró a Q’HUBO que efectivamente están prácticamente de moda estas modalidades de estafa, “donde engañan a las personas a través del ciberdelito y han aumentado los riesgos y extorsiones frente a este tema”.

Por lo que, en general, con todo lo que tiene que ver con este tipo de delitos por internet, el oficial recomienda lo siguiente:

  • Tener cuidado con la información que sube a las redes sociales, porque los delincuentes analizan esa información (algo llamado ingeniería social por parte de las autoridades) para organizarla y establecer de qué manera pueden extorsionar a sus víctimas.
  • No aceptar personas desconocidas en las redes sociales, y mucho menos compartir información con personas que no conozca.