Adiós a Leonardo Nieto, fundador del Salón Versalles

Leonardo Nieto fundió Versalles en 1961. Ellugar se convirtió en todo un ícono de la cultura en la ciudad /FOTO: RÓBINSON SÁENZ

En la madrugada de este 20 de junio, a sus 94 años de edad y por causas naturales, falleció Leonardo Nieto, el argentino que llegó a Medellín en los sesenta y quien fue el fundador del Salón Versalles, uno de los lugares más emblemáticos del centro de Medellín.

Don Leo, como le decían, se fue un día antes de que en la ciudad comenzara el Festival de Tango, el evento que tanto quiso y del que fue su fundador.

También fue el fundador de la Casa Gardeliana, que mantiene viva la pasión por este género musical.

Tango, fútbol y buena comida

Don Leo llegó de Argentina a Medellín en 1961. Se enamoró, se quedó y montó el tradicional Café Versalles, en la calle Junín, en donde por primera vez en la ciudad se comió pizza. Después llegaron las empanadas argentinas que enamoraron a los medellinenses.

Pero Versalles no fue solo una heladería y pastelería. Con el pasar de los años se convirtió en un punto de encuento. Hasta allí llegaron los nadaístas y fue en el segundo piso de Versalles donde Manuel Mejía Vallejo escribió su obra ‘Aire de tango’.

“Jorge Luis Borges, Ernesto Sábato, la crítica argentina de arte Marta Traba han sido algunos de los personajes que han visitado Versalles, mientras que otros como el paisa Mejía Vallejo, los ciclistas Cochise Rodríguez y el Ñato Suárez o el comentarista deportivo Julio Arrastía se convirtieron en personajes cotidianos de este espacio gastronómico”, indicó Versalles en su página web.

Aquí también se transmitieron y se vivieron, en los setenta, después de los partidos profesionales, ‘El Café del Deporte’ y tertulias radiales entre jugadores y comentaristas deportivos.

Lamentaron su partida

En redes sociales despidieron a don Leonardo, un ícono de la cultura y el tango en la ciudad.