Murió el hombre que intentó evitar un hurto en Caldas

/FOTO: EDWIN BUSTAMANTE.

Luego de ser estabilizado y llevado a un centro médico de la ciudad de Medellín, falleció Emilio Quintana, el hombre baleado el día de ayer cuando trataba de evitar un hurto en una bodega del municipio de Caldas.

Antecedente: Tratando de evitar un robo recibió un balazo en la cabeza.

El comandante operativo de la Policía Metropolitana del Valle de Aburrá, coronel Daniel Mazo Cardona, explicó que finalizando la tarde varios delincuentes ingresaron a una finca, donde funcionaba una bodega, una picadora de plástico reciclado, aprovechando que la puerta estaba medio abierta.

Amenazaron a 4 empleados y los llevaron hasta una habitación. En esas, Quintana, de 48 años de edad, se percató de la situación en la parte externa de la bodega y trató de desarmar a uno de los delincuentes, pero fue baleado.

Los delincuentes tuvieron el descaro de coger a la víctima e ingresarlo al lugar para continuar con el robo. Los bandidos intimidaron a uno de los propietarios y le exigieron que realizara una transferencia bancaria por 3 millones de pesos.

Puede leer: Otra vez una protesta en Medellín termina en disturbios.

Antes de huir, pidieron las llaves de una camioneta que se encontraba en la finca y huyeron en ella. Instantes después, la Policía fue alertada de lo ocurrido, por lo que se desplazó al sitio e inició la persecución. Debido a la oscuridad, los delincuentes escaparon. Minutos más tarde las autoridades encontraron el automotor abandonado en el barrio Moravia, de Medellín, reveló el alto oficial.

Mientras Emilio fue llevado por las mismas autoridades a un centro asistencial de Caldas, donde fue estabilizado, pero debido a la gravedad de la lesión, fue remitido a la Clínica León XIII, donde falleció en las últimas horas.