Mujeres, no se dejen maltratar, denuncien que, como en este caso, el agresor puede parar en la cárcel

/FOTO: JULIÓ CÉSAR HERRERA.

Por presuntamente maltratar a su compañera sentimental, el Juzgado 3 Penal Municipal de Medellín, con funciones de control de garantías, envió a la cárcel a David Esteban Moreno Palacios.

De acuerdo a información suministrada por la Fiscalía, entre los meses de enero y abril del presente año, la víctima habría sido agredida en por lo menos 4 oportunidades por el sospechoso, de 20 años de edad.

Pero eso no fue todo, el procesado supuestamente intimidó con arma blanca y de fuego a su pareja, también le habría ocasionado fracturas en uno de los brazos y lesiones en el pie, luego de golpearla. Igualmente la habría amenazado de muerte varias veces.

“Se presume que Moreno Palacios presionaba a la víctima para que lo acompañara a realizar cobros extorsivos. Por estos hechos la Fiscalía compulsó copias para que se investigue al procesado por la posible participación en actividades extorsivas”, agregó el ente investigador.

El sospechoso fue judicializado por el delito de concurso homogéneo y sucesivo de violencia intrafamiliar agravada. Moreno Palacios no aceptó los cargos.

También lea: Envían a la cárcel a un hombre que presuntamente asesinó a su ex.

Más de 1000 casos

Este es uno de los tantos casos de agresiones contra la mujer denunciados en esta cuarentena. De acuerdo a cifras suministradas por la Secretaría de la Mujeres, dependencia liderada por Juliana Martínez Londoño, desde el inicio de la cuarentena (25 de marzo) hasta el 24 de mayo, atendieron 1080 casos de violencia, obteniendo un aumento del 6,8 % en relación con el mismo periodo del año anterior.

De esos 1080 casos sobresale que en 499 los principales agresores fueron parejas de las víctimas, en 238 la expareja, 111 familiares, en 82 los propios hijos y en 35 vecinos. En cuanto al tipo de violencia, en 748 de los casos fue física, 215 psicológica, 51 sexual y 48 sociopolítica.

/FOTODRAMATIZADO: JULIO CÉSAR HERRERA.

Pero las mujeres no están solas. Martínez Londoño indicó que las víctimas pueden hacer uso de los mecanismos de prevención y atención de violencias basadas en género contra las mujeres, los cuales son 3.

Una de ellos es llamar a la línea 123 mujer. “Es un número de emergencia para las mujeres que se encuentran en riesgo de violencia o están siendo víctimas de alguna forma de violencia”, indicó la funcionaria. Posteriormente se activarán las rutas de atención.

La segunda es refugiarse en un hogar temporal y si es necesario lo podrá hacer en compañía de los hijos. Esta opción es especialmente para aquellas mujeres que se encuentran en alto riesgo de feminicidio.

La tercera alternativa es la de recibir atención psicojurídica, para ello tienen habilitadas las líneas 321 467 70 71 y 305 319 28 72.

/IMAGEN: ALCALDÍA DE MEDELLÍN.