Mujer de Bello y sus 3 hijos esperan un milagro para curar su cáncer: necesitan viajar a EE.UU.

Jhonatan ruega por la solidaridad de las personas para que su esposa Aidalí y sus hijos Sara, Alejandra y Juan José puedan recibir el tratamiento para curarse. /FOTOS: CORTESÍA

Una difícil situación enfrenta la familia Arias Torres, de Bello: 4 de sus 5 integrantes sufren cáncer medular de tiroides, una variedad poco frecuente de esta enfermedad.

Según cuenta Jhonatan Arias, el jefe del hogar, hace 4 años, en el embarazo de su última hija le descubrieron este mal a su esposa Aidalí Torres, de 30 años, pero apenas hace uno que supieron que sus 3 hijos también lo adquirieron, pues es hereditaria.

Las cosas no han sido fáciles para ninguno. A los niños: Alejandra, de 12 años; Juan José, de 8, y Sara, de 4, los operaron, pero requieren continuar con el tratamiento, especialmente Alejandra, a quien le hizo metástasis en un pulmón.

La enfermedad de Aidalí es muy extraña y de difícil tratamiento.

¿Qué necesitan?

Para tratarse los Arias Torres deben viajar a Estados Unidos y ese es el sueño de todos. “Claro, poder viajar. Los médicos del Pablo Tobón nos están colaborando enviando todos los documentos a un oncólogo de Estados Unidos, pero se necesita plata para todo. Por ejemplo ahora estamos tratando de sacar los pasaportes, las visas. Tendríamos que viajar los 5, ¿porque quién la cuida a ella y a los niños?”, dice Jhonatan tratando de ocultar su angustia con una tímida sonrisa.

Para rematar, a Aidalí el cáncer también le hizo metástasis en los pulmones, en el tórax y parte de los riñones. “El dolor de ella es tan impresionante que solo lo calma la hidromorfona. La EPS me ha funcionado muy bien, pero no sé qué pasó con el medicamento y lo estoy tratando de conseguir, pero es que la semana pasada perdí los documentos en el metro”, recalca Jhonatan, quien también espera que alguien los haya encontrado.

El sueño de esta familia es permanecer unida y para eso deben superar el cáncer que padecen.

Tanto Aidalí como sus hijos esperan tener un mejor futuro y esperan que la solidaridad les ayude a hacer su sueño de curarse una realidad, pues con los recursos de Jhonatan, que trabaja como soldador, no da.

Mientras tanto, igual se sigue rebuscando la vida, le toca trabajar mientras su esposa en medio de insoportables dolores se levanta de la cama todos los días por sus pequeños.

Si tiene alguna forma de colaborle a la familia de Jhonatan o ha encontrado sus papeles, puede llamarlo al 310 715 53 10.