Muerte iba a matar a un hombre, pero le falló el arma… Por ese episodio lo condenaron a 13 años de cárcel

Él es Ruben Darío Soto Soto. /FOTO: CORTESÍA.

La historia que tiene pagando una condena a Rubén Darío Soto Soto, conocido con los remoquetes del Tío o Muerte, ocurrió el 3 de abril del año anterior en la ciudad de Medellín.

Esa mañana la víctima se encontraba en una compraventa situada en el sector conocido popularmente como Calle Caliente, en Laureles. Rubén Darío arribó y cuando iba a accionar el arma de fuego se atascó el mecanismo de disparó y no logró cometer su objetivo, detalló la Fiscalía.

Alias Tío intentó huir, pero fue agarrado y golpeado por la comunidad. La Policía acudió, lo capturó y lo llevó a un centro asistencial. Al sospechoso le decomisaron una pistola provista de silenciador.

Casi un año y 5 meses después, tras llegar a un preacuerdo con la Fiscalía, Ruben Darío aceptó su responsabilidad. El acuerdo pactado fue avalado por el Juzgado Segundo Penal del Circuito Especializado de Medellín, que lo condenó a 13 años de cárcel por los delitos de tentativa de homicidio agravado y porte ilegal de fuego de uso privativo de las fuerzas militares.