Medellín dispone de un nuevo albergue para los habitantes en situación de calle

/ FOTO: CORTESÍA ALCALDÍA DE MEDELLÍN.

Desde que inicio el confinamiento decretado por el Gobierno nacional, la Alcaldía de Medellín, en coordinación con el Índer, adecuó algunos escenarios deportivos para que personas en situación de calle, vulnerabilidad o migrantes, contaran con la posibilidad de acceder a servicios alimentarios y sanitarios, para sobrellevar esta época de pandemia.

Lea también: De escenarios de campeones a albergues.

Sin embargo, un gran número de esta población en riesgo sigue en las calles, así que la Administración municipal sigue adaptando espacios para suplir las necesidades básicas de quienes deseen recibir esta ayuda, más aún cuando este fin de semana el Ministerio de Salud hacía un llamado a los entes administradores locales, para que le brindaran mayor apoyo a los habitantes de calle.

Le puede interesar: Minsalud pide protección para habitantes de calle durante pandemia.

El nuevo albergue, ubicado entre Barrio Triste y la avenida del río, tiene capacidad para atender a 400 personas, inicialmente.

Este lugar complementará la labor del Centro Día 2, ubicado en el sector de La Minorista. /FOTO: CORTESÍA ALCALDÍA DE MEDELLÍN.

‘Reconstruyendo mi vida’, como lo nombraron sus nuevos usuarios, tiene el propósito de reforzar la cobertura para esta población durante la contingencia. Con esta iniciativa se prestarán servicios básicos sanitarios, duchas, alimentación, pautas de autocuidado y talleres de orientación enfocados en los proyectos de vida. Esta sede no contará con dormitorios.

El horario inicial será de lunes a domingo, entre las 6:00 a.m. y las 4:00 p.m. Sin embargo, se proyecta que, en el futuro, se brinden dormitorios para aproximadamente 80 personas.

Quienes deseen acceder a la oferta deberán acercarse y cumplir con los requisitos establecidos, previa caracterización y entrevista. Para el primer mes se estima un promedio de 9000 atenciones en este espacio y se realizarán actividades de motivación para que más habitantes de calle ingresen a los procesos de resocialización.