Lucas Villegas, el tendero que cura su bolsillo

En cada barrio no falta ese tendero amigo y buena gente que muchas veces le fía hasta las cervecitas. Muchos suelen convertirse en alguien de […]

En cada barrio no falta ese tendero amigo y buena gente que muchas veces le fía hasta las cervecitas. Muchos suelen convertirse en alguien de confianza, tanto que hasta se vuelven consejeros de su hogar.

Si ya cuenta con él, maravilloso, pero si no, le vamos a presentar a uno, quien además de ser un bacán, le ayudará con su bolsillo.

Lucas Villegas es un tendero colombiano, conocido como doctor Bolsillo. Ese apodo no es en vano, pues el hombre, de 50 años, se lo supo ganar por toda la cancha que tiene con el tema de las finanzas.

No deje de leer: Hay hasta 80 % de descuento en las multas de tránsito

“Yo aprendí a punta de experiencia, pues la embarré muchas veces: tuve un supermercado y me quebré, hice algunas malas inversiones, me endeudé, pero supe reconocer todo esto y busqué ayuda. El estudio me sirvió tanto que pude salir de todos esos líos financieros y tener mis tiendas al día”, dice.

Su capacitación fue con todas las de la ley, pues a sus 29 años se metió a estudiar finanzas y, además, se certificó como emprendedor para poder montar sus negocios. A la par se casó, compró su casa propia, se convirtió en papá y hoy en día les da trabajo a 20 personas.

Lea también: Done su ropa vieja y haga feliz a otros

“Si yo pude, todos lo pueden lograr. Mi secreto ha sido ver cómo ayudo a otros con lo que he aprendido, por eso, en mis tiendas creé una especie de consultorio financiero”, asegura.

Tan juicioso se volvió este emprendedor con su bolsillo que tiene tiendas en varias partes de Colombia: Medellín, Armenia, Cali, Bogotá y Barranquilla. En ellas, el padre de 2 hijos no solo vende por vender, sino que creó un vínculo con todos sus clientes y a través de un grupo de WhatsApp les comparte tips para el bienestar financiero.

Desde hoy lo encontrará en Q’HUBO, gracias a la alianza entre Bancolombia y este periódico para volverlo a usted un teso con sus finanzas. Entonces, Lucas, estará compartiendo todo su conocimiento en estas páginas, en nuestras redes sociales (@QhuboMedellin en Facebook y @Qhubomedallo en Instagram) y hasta le hablará al oído. Todo esto, para que el día de mañana usted se convierta en un experto con su platica con el ejemplo y de la mano del doctor Bolsillo.

Empecemos por lo básico

  1. Acepte lo que se gana

Sin duda todos quisiéramos un sueldo millonario. Si lo tiene dese por bien servido, pero si aún no le ha llegado y, el plan es que rinda, apunte. Por básico que parezca este primer paso, lo que deberá hacer es aceptar sus ingresos. Sea cual sea ese valor, es el que tiene ahora y con él tendrá que vivir mientras va llegando más platica. Aprópiese de esa suma y con base en ella comencemos con este cuento.

  1. Haga una lista con todos sus gastos

Lo quiero ver con lápiz y papel para este ejercicio. Escriba la suma de su salario. Luego, haga una lista de todos sus gastos, este es uno de los puntos más importantes, pues le ayudará a darse cuenta en qué se está gastando su dinero. Si le cuesta trabajo, ayúdese de la tecnología, existen aplicaciones móviles para anotar sus gastos como la herramienta Día a Día en la App Bancolombia y otras del mercado.

  1. Divida sus gastos en fijos y variables

Los gastos fijos son aquellos de todos los meses y que le permiten sobrevivir, por ejemplo, arriendo, servicios públicos, mercado, entre otros. Los variables son los que se relacionan con su estilo de vida, es decir, la cervecita, una salidita a almorzar o la chaqueta nueva. Hacer la diferencia entre unos y otros le ayudará a saber en qué actividades puede evitar gastar dinero.

La ñapa:

Plantéese reducir la mayor cantidad de gastos variables y fijos que pueda. En los fijos sea consciente del uso que le da a servicios como el agua o la luz e identifique si puede ahorrar un poco. En los variables, trate de disminuir, pero no eliminar, esas saliditas esporádicas, la compra de ropa, entre otros antojos.