Los soldados que violaron a la niña indígena serán recluidos en el Batallón Pedro Nel Ospina, de Bello

/FOTO: Q'HUBO PEREIRA.

Se espera que este viernes lleguen a suelo antioqueño los 7 soldados que fueron capturados e imputados por haber participado en la violación a una niña indígena, de 12 años de edad, en Pueblo Rico, Risaralda.

Juan Camilo Morales Poveda, Yair Stiven González, José Luis Holguín Pérez, Juan David Guaidi Ruiz, Óscar Eduardo Gil Alzate, Deyson Andrés Isaza Zapata y Luis Fernando Mangareth Hernández fueron llevados al Batallón San Mateo, de Pereira, después de las audiencias preliminares en las que aceptaron los cargos por el delito de acceso carnal a menor de 14 años y hoy deben ser trasladados al Batallón de Ingenieros N.° 4 General Pedro Nel Ospina, de Bello, donde estarán recluidos mientras avanza el proceso y se define el monto de la sentencia que deberán cumplir.

También lea: EN VIDEO: Estos son los detalles de la audiencia y las identidades de los soldados que violaron a la niña indígena.

Luego de los implicados se allanaran a cargos y quedaran ligados a un procedimiento que inevitablemente les acarreará una condena de hasta 30 años de prisión, el comandante del Ejército, general Enrique Zapateiro, indicó que “los soldados, a quienes les quedaban 6 meses de servicio militar, fueron retirados del Ejército por no ceñirse a las calidades de buen servicio, desligándose de las razones que impone la naturaleza de la función constitucional al Ejército Nacional: la seguridad”.

El oficial precisó, además, que los comandantes del pelotón al que pertenecían los violadores fueron relevados del cargo y se abrió investigación disciplinaria.

“He ordenado revisar las actuaciones de los comandantes directos de este batallón y de esta brigada porque necesitamos como institución y como país confirmar que su actuar ha estado bajo la premisa del liderazgo, control y el ejercicio del mando”, añadió Zapateiro.

Los procesados eran soldados regulares adscritos al Batallón de Alta Montaña del Ejército Nacional en Génova (Quindío). La víctima es una niña de la comunidad indígena Emberá Katío.

 

Luis Eduardo Pinzón, del sindicato del Inpec en Antioquia, indicó que la entidad no le han pedido apoyo parta el traslado de estos delincuentes hacia territorio bellanita. En la Cuarta Brigada del Ejército no precisaron si ya fueron trasladados a la guarnición militar del Valle de Aburrá.