¿Lo mataron para robarlo?

En el interior de esta propiedad fue encontrado el cadáver. /FOTO: SANTIAGO OLIVARES TOBÓN.

El no abrir la puerta luego de ser tocada en repetidas oportunidades por un trabajador de una empresa de empanadas, lo alertó que algo no andaba bien en el interior de la misma, lugar donde también residía su patrón.

Pidió ayuda del vigilante y entre los 2, lograron ingresar, se dirigieron a la habitación y encontraron el cuerpo de Carlos Arturo Benítez Álvarez, acostado en su cama y cubierto con una sábana blanca desde los pies hasta la cabeza. Cuando corrieron la manta, no tenía signos vitales, estaba semidesnudo y tenía espuma en la cara, razón por la cual se comunicaron con la línea única de emergencia 123.

El hallazgo del cadáver de esta persona, de 61 años de edad, sucedió a eso de las 3:15 de la madrugada de este martes 3 de noviembre, en la carrera 50 con calle 54, barrio Andalucía, del municipio de Bello.

El hombre al parecer habría sido asesinado mediante asfixia mecánica porque la víctima no presentaba señales aparente de violencia, sin embargo será Medicina Legal la entidad que lo dictaminará, explicó el comandante del distrito Norte de la Policía Metropolitana del Valle de Aburrá, coronel Jorge Salina Rodríguez.

El caso, según las primeras hipótesis de las autoridades, podría obedecer a un hurto, puesto que en la habitación de la víctima fue encontrada una caja fuerte violentada.

Por ahora, las autoridades se encuentran adelantando labores de vecindario para conocer cómo pudo ocurrir el incidente, informó Salinas Rodríguez.