Les llegó la hora a los bares: ya se puede vender licor, pero no se permite bailar y el cierre debe ser a las 12:00 de la noche

/ FOTO: ARCHIVO.

Unos 800 bares, tabernas y cantinas de Medellín podrán, después de 6 meses de cierre, reabrir sus establecimientos tras conocerse el decreto 0874 del 15 de septiembre de la Alcaldía, que autoriza el plan piloto para reactivar esta actividad en la ciudad, dijo el presidente de la Asociación de Bares (Asobares), capítulo de Antioquia, Juan Pablo Ballesteros.

El dirigente reconoció que no esperaba que el decreto fuera a salir aún por lo que destacó las gestiones que hizo la Administración municipal con los ministerios del Interior y de Salud para reabrir en estos momentos.

Destacó que desde hace 4 meses venían trabajando con el Ministerio de Comercio y también con la cartera de Salud para concertar los protocolos que se deberían cumplir en estos negocios y así prevenir la expansión de la pandemia del coronavirus.

 

Indicó el dirigente que les preocupa el horario hasta las 12:00 de la noche, por que la mayoría son de diversión nocturna, pero esperan que los clientes lo entiendan y acudan más temprano a esos centros de diversión.

Asobares destacó que el gremio generaba en Medellin unos 20.000 empleos directos antes de la pandemia y, de ellos, volverán a sus labores posiblemente la mitad, unos 10.000, por la reducción del horario y los aforos limitados.

Comentó que los 800 bares y centros de diversión nocturnos están listos para abrir en Medellín y que los mismos ya están inscritos en la plataforma Medellín me Cuida Empresas, por lo que cumplen con todas las medidas de bioseguridad que ha establecido el Ministerio de Salud, pero esperan también el compromiso de su clientela para hacerlas efectivas y evitar el contagio del Covid-19.

Ballesteros especificó que Asobares tiene afiliados 245 establecimientos, pero en Medellín hay más de 800 bares y cantinas y negocios con permiso para expendio de licor que son los que ellos agrupan, excepto las discotecas.

Puntualizó que con la reapertura se darán cuenta del real impacto de la pandemia porque así sabrán cuántos propietarios, definitivamente, no aguantaron el largo cierre y tuvieron que cerrar sus puertas.

Sin zona de baile

El alcalde de Medellín, Daniel Quintero, expresó que esta reapertura es una buena noticia para la ciudad porque viene el Día del Amor y la Amistad.

“Creemos que esta es una buena oportunidad para muchos sectores que han sufrido los rigores de esta pandemia, ahora van a poder reabrir en un momento importante, pero va a depender de la disciplina, de guardar el orden que se ha mantenido hasta ahora y pues vamos a seguirle haciendo atención a la curva”, afirmó Quintero.

Recordó el mandatario de los medellinenses que la venta y el consumo de este tipo de bebidas en los restaurantes y bares de Medellín estará permitido hasta la medianoche, hora en la que dichos establecimientos deberán cerrar su operación, en el marco del plan piloto.

El alcalde explicó que los establecimientos deberán tener atención en la mesa, con distancia entre cada una de ellas de 2 metros y no se dispondrá de espacio para baile.

La reactivación de este sector fue posible luego del concepto favorable por parte del Ministerio del Interior y se desarrollará con el cumplimiento de todos los protocolos de bioseguridad, bajo la resolución 1569 de 2020 y las normas del Ministerio de Salud y Protección Social en materia de aglomeraciones.