Le niegan millonaria demanda al Metro de Medellín

25 de febrero, 2014. a Asociación Latinoamericana de Metros y Subterráneos de América Latina (Alamys) decidió realizar en Medellín su vigésima reunión de los comités técnicos.

El Consejo de Estado absolvió al Área Metropolitana del Valle del Aburrá de pagar 1800 millones de pesos, por una demanda que interpuso en su contra el Metro de Medellín, por los sobrecostos que generó la construcción de la avenida Regional en la capital antioqueña.

La corporación conoció que el 28 de junio de 1994 el Área Metropolitana del Valle del Aburrá y la Empresa de Transporte Masivo del Valle del Aburrá Ltda, Metro de Medellín Ltda, celebraron un convenio administrativo por 2000 millones de pesos para la construcción de la vía Regional Sur, entre la quebrada Ayurá y la calle 50 sur, costado oriental del río Medellín.

Para la empresa Metro de Medellín, durante la ejecución de la obra se presentó un rompimiento del equilibrio económico por causas atribuibles al Área Metropolitana. A su juicio, la inexactitud en los estudios de suelos y otras circunstancias ocasionaron una inversión mayor de trabajo por parte de la empresa. Por eso interpuso una demanda de controversias contractuales, con miras a obtener el pago de 1800 millones de pesos, para cubrir los alegados sobrecostos.

El Tribunal Administrativo de Antioquia negó las pretensiones de la demanda, entre otras cosas, porque la empresa Metro ya se había comprometido a asumir los mayores costos que generara la obra de la Regional, construcción que, a su juicio, ya estaba prevista en el convenio suscrito en 1984 para la puesta en funcionamiento del metro, que obligaba a la demandante a cubrir los costos de la obra.

La avenida Regional es una de las 2 vías que conectan el Valle de Aburrá de Norte a Sur. Actualmente se adelantan trabajos en la Vía Distribuidora. /FOTO: JAIME PÉREZ.

La accionante interpuso recurso de apelación, con el fin de que el Consejo de Estado reconociera la necesidad de reestablecer el equilibrio económico del convenio. Indicó que esta obra no hacía parte de los compromisos asumidos en el convenio para la construcción del metro y agregó que frente a la construcción de la vía en cuestión su rol era el de contratista del Valle del Aburrá, entidad que, como contratante, debía asumir los costos adicionales que generara la ejecución de la obra.

El Consejo de Estado ratificó que el Área Metroplitana del Valle del Aburrá no estaba obligada a asumir estos sobrecostos. Sostuvo que si bien la construcción no estaba prevista dentro del proyecto para la puesta en funcionamiento del Metro y en este caso la demandante simplemente fungía como contratista de una obra de exclusivo interés del Área Metropolitana, la empresa estaba en la obligación de prever los posibles sobrecostos.

Los costos adicionales son atribuibles a la demandada que, de manera negligente, decidió iniciar la obra sin antes haber efectuado los respectivos estudios, a pesar de que era la responsable de elaborarlos, puntualizó la alta corte.

Colprensa