La pistola con la que trató de defenderse se la robaron después de que lo asesinaran

La ciudadanía encontró sobre el cuerpo de la víctima una pistola, pero las autoridades no. /FOTO: CORTESÍA Y DENUNCIAS ANTIOQUIA.

A pesar que se enfrentó a bala con un grupo de sicarios, Jhonatan Alexis Ledesma Montoya no logró ponerse a salvo y murió.

Su cuerpo quedó en medio de una loma, sentado en el pavimento y recostado contra un bloque de concreto, que estaba cubierto por algunas ramas. En su mano derecha quedó una pistola provista de un silenciador. Se conoció que un civil le quitó el arma al cuerpo y dejó en el sitio el supresor de sonido.

Esta es la pistola que tenía la víctima fatal de este hecho. /FOTO: DENUNCIAS ANTIOQUIA.

El crimen, que prendió las alarmas en el municipio de Sabaneta, ocurrió la noche de ayer en la vereda María Auxiliadora.

Jhonatan Alexis, de 32 años de edad, se encontraba sobre las 9:00 p.m. en la carrera 40 con la calle 56 sur, sector conocido como La Inspección.

Puede leer: Venezolano fue acribillado en el suroccidente de Medellín.

Al lugar llegaron varios delincuentes y le dispararon. “Al parecer este joven se enfrentó con los sicarios y cuando quedó ahí su integridad, dijeron que había un arma y que fue hurtada por la ciudadanía”, informó el secretario de Seguridad del municipio, Mariano de Jesús Atehortúa Osorio. Los responsables del hurto habrían sido varios sujetos del mismo sector.

En la escena, los investigadores de la Sijín de la Policía Metropolitana del Valle de Aburrá recolectaron 10 vainillas percutidas y un supresor de sonido.

¿Era un pillo?

Sobre la víctima “se tiene información que esta persona era uno de los líderes del sector, pero hoy todo eso hace parte de la investigación que se está adelantando”, detalló el funcionario.

Agregó que el occiso había tenido problemas con la justicia por el delito de hurto.

Ya van 2 asesinatos

Con este caso ya son 2 los homicidios ocurridos este año en esta localidad del sur del Valle de Aburrá, que se siempre se ha caracterizado por el bajo índice en este delito.

Antecedente: Comerciante canadiense fue asesinado por sicarios en Sabaneta.

El último crimen había ocurrido el pasado 7 de mayo en la vereda Las Lomitas. En horas de la mañana, el ciudadano canadiense David Wayne Brownin, de 43 años de edad, se movilizaba con un grupo de personas en un vehículo cuando fue baleado por sicarios. La víctima fue llevada a un centro asistencial y falleció.

Según el secretario de Seguridad, al parecer, el homicidio sucedió por ajuste de cuentas por temas de narcotráfico.