La demanda de las extrellas del fútbol por las figuritas de la Selección Colombia

Tremendo lío explotó entre grandes históricos de nuestro fútbol y Bancolombia por cuenta de unos muñequitos de colección.

El caso tiene que ver con una campaña comercial que adelantó el Grupo Bancolombia, que es patrocinador oficial de la Selección Colombia, durante la celebración de la Copa América del año pasado en Brasil.

Q’HUBO conversó con el abogado Hugo Mario Amaya, quien representa a 13 figuras de la tricolor que consideran que Bancolombia abusó del uso de su imagen a través de estas figuritas. Le contamos.

Así se alborotó el avispero

Siempre que llega la fiesta del fútbol, todos queremos que la Selección muestre su poderío y las marcas nos ofrecen ‘pendejaditas’ varias para vivir nuestra pasión por la tricolor.

Esta es la colección de 30 jugadores que se entregó el año pasado, en total fueron 468.000 figuras.

Bancolombia no fue la excepción, en ese momento sacó la promoción en donde por el uso de las tarjetas débito y crédito sus clientes tenían la opción de reclamar una figurita de colección.

Se trataba de 30 jugadores y exjugadores de distintas épocas de la Selección Colombia, entre los que se destaca ahora James y Falcao.

“Usted iba y reclamaba el muñequito que quería, este tenía la indumentaria que usó en la selección y en el respaldo tenían el apellido”, nos cuenta el abogado Amaya, para quien ahí está el detalle, pues dice que no hubo un uso autorizado de estos jugadores y nos asegura que habría sido distinto si se hubiera entregado, por ejemplo, todo el equipo de una época concreta.

Según nos cuenta Hugo Mario Amaya, a nivel nacional e internacional es claro que para el uso publicitario de cualquier persona es necesaria una autorización escrita, que en el caso de los icónicos jugadores que él representa no existe.

“Nosotros iniciamos una fase de conciliación el año pasado a la cual Bancolombia manifestó a través de su apoderado no tener ánimo conciliatorio,  y además por cuenta de la pandemia todo se detuvo, pero justo antes de que volvieran las actividades, otro apoderado de Bancolombia volvió a contactar al abogado de los jugadores indicando nuevamente que no había interés de conciliar”.

Abogado Hugo Mario Amaya.

Al preguntarle si esta demanda afectaría a quienes hicieron la producción de los muñecos o a la Federación Colombiana de Fútbol, explicó que no, pues el beneficiario directo de la campaña publicitaria fue el Grupo Bancolombia.

“Nosotros nunca hemos tenido las puertas cerradas a una conciliación, de hecho quien nunca ha querido conciliar es el Grupo Bancolombia”, agregó.

Dentro de los 30 jugadores también se encontraban figuras de la actual selección Colombia, quienes también podrían emprender acciones legales en caso de no existir una autorización del uso de su imagen.

En un cálculo rápido, por esta campaña, asegura él, Bancolombia entregó 468.000 muñecos, dónde cada uno podía ser reclamado por un consumo mínimo con tarjeta débito, lo cual suma un poco más de 23.000 millones de pesos.

La posición de Bancolombia

Aunque Q’HUBO buscó a un vocero de Bancolombia, al momento de publicar este informe solo presentaron un comunicado en el que resaltan estos aspectos:

  • “Que la responsabilidad e integridad son valores claves en sus decisiones de negocios”.
  • “Que la campaña estaba hecha para rendir un tributo a estos ídolos del fútbol”.
  • “Que todas las campañas que realizan son revisadas y aprobadas por la Federación Colombiana de Fútbol”.
  • “Que seguirán trabajando como patrocinadores para construir en torno al fútbol”.

Catalina Usme, jugadora que viste la tricolor, indicó que no fue contactada por Bancolombia, pero en su opinión “es un derecho que ellos tienen al ser nosotras de la Selección” y no está interesada en tomar una posición legal sobre el tema.

Los que demandaron

Andrés Vera.