Joven manicurista denunció discriminación racial por parte de una mujer

Elizabeth lleva 3 años ganándose su sustento conel arreglo de uñas y dice haber sido víctima en Medellin de discriminación racial por parte de una mujer. /FOTO: CORTESÍA.

Elizabeth Mosquera, de 23 años, quien se gana su sustento como manicurista denunció un acto de discriminación racial por parte de una clienta que la contrató para que le arreglara las uñas.

Elizabeth, aún muy asustada e indignada con lo que ocurrió así le relató a Q’HUBO lo que le sucedio: “el viernes pasado atendía a una clienta y horas después la llamó la hermana quien le dijo que le había gustado mucho el trabajo, que le hiciera a ella uno igual, pero más dispendioso.

Entonces, por mi agenda apretada, pactamos una cita para el otro día sábado 12 de septiembre, a las 2:00 p.m. y me dio la dirección en el barrio Santa Mónica.

Cuando iba en el metro se comunicó conmigo y me dijo que tenía afán que tomara un taxi desde la estación que ella lo pagaba.

Al llegar a la dirección convenida no me abrieron la puerta y fue así como me conecté con ella a través del WiFi gratuito del lugar y le dije que estaba afuera. Me respondió que pensó que era blanca por el trabajo tan bonito que hacía, pero que ella no permitía que negros entraran a su casa.

Como el comentario fue muy pesado y racista y, además ella jugó con mi tiempo, me indigné mucho y me dolió, por eso en mi cuenta de Facebook publiqué una captura de la conversación que tuve con ella.

Aunque no tengo demasiados seguidores hubo muchos comentarios e, incluso, me pidieron el contacto de ella y yo en medio del calor que me generó la rabia, lo publiqué. Esto la molestó mucho y llamó a insultarme con palabras de muy grueso calibre. En ese momento hice otra publicación, pero como me llamó a amenazarme, la eliminé. Sin embargo ya había sido muy leída y reproducida y se volvió viral.

Ver esta publicación en Instagram

Muchísimas gracias por todo el apoyo 😍😍

Una publicación compartida de elizabeth nails LUXURY (@elizmosquera) el

Hasta que una mujer por Facebook me dijo que podía hacer una publicación ofreciendo mis servicios y mostrando mis trabajos de manicure y pedicure, pero esa señora publicó todos los pantallazos y expuso lo que me pasó y eso estalló en Twitter y hasta famosos como René Higuita se pronunciaron, quisieron compartir la historia y se solidarizaron conmigo.

 

Pero al día siguiente me llegó un papel a mi casa donde me decían que sabían dónde vivía y me dio mucho susto. Por ello, decidí no volver a salir. Así lo hice hasta este martes, pero no sé qué hacer, si denunciar el caso o qué camino seguir”, concluyó el relato de Elizabeth, quien es madre de 2 hijos y cabeza de hogar.