Expectativa en el centro por culminación de Cuarentena Obligatoria por la Vida

El sector de Guayaquil, en el centro de Medellín, antes de la pandemia generaba unos 70.000 empleos directos. /FOTO: JULIO CÉSAR HERRERA.

Tras el anuncio este martes del alcalde Medellín Daniel Quintero de levantar durante los 2 proximos fines de semana la Cuarentena Obligatoria por la Vida, los comerciantes del centro mostraron su expectativa para que de una vez por todas puedan volver a arrancar, ante las cuantiosas pérdidas que les han generado las medidas de aislamiento que los han llevado a cierres totales hasta de 15 días seguidos.

 

El mandatario de los medellinenses publicó en su cuenta de Twitter que gracias a los buenos resultados obtenidos hasta ahora, Medellín y el Valle de Aburrá no tendrán cuarentena los 2 próximos fines de semana.

Al respecto Yaneth Zuleta, gerente del Centro Comecial Gran Plaza, presidente de Asoguayaquil y vicepresidenta del Sector de Centros Comerciales de Fenalco Antioquia, dijo que esperan que esta vez la reapertura sí sea una realidad, porque anteriormente tuvieron las mismas expectativas, cumplieron todos los protocolos de bioseguridad y luego hubo un cierre obligado de 15 días que los dejó en precarias condiciones económicas.

Destacó también que se haya eliminado por ahora la exigencia de registro para el ingreso de los clientes a los centros comerciales, porque esa labor se les estaba haciendo muy dispendiosa y la gente prefería no volver.

También resaltó la anunciada flexibilidad de los horarios, porque ahora podrán abrir desde las 7 u 8 de la mañana.

 

Comentó que pasaron de tener en Guayaquil, en los centros comerciales, antes de la pandemia hasta 100.000 clientes o más en un día, pero en medio de las medidas por la emergencia sanitaria han tenido días de 20 o 30, con lo que las ventas han llegado solo al 10 %.

Explicó que el sector de Guayaquil, en el centro de Medellín, tenía antes del Covid-19 unos 16.000 establecimientos de los que ya han cerrado sus puertas unos 3000, porque sus dueños se quebraron.

De los 70.000 trabajadores que tenía el sector unos 21.000 perdieron el empleo.

Afirmó la dirigente gremial que esperan mucho el acompañamiento de las autoridades para que en el sector se cumplan la medidas de bioseguridad y así poder garantizar la reapertura de los locales y la salud de clientes, dueños de negocios y trabajadores.

Concluyó que también esperan la autorización de la apertura de los restaurantes.