Estos gota a gota dejaban a las víctimas sin neveras, televisores y hasta sin celulares

El operativo contra esta red de prestamistas se realizó en varias regiones del país./FOTO: ARCHIVO

Al enfrentar la modalidad del delito de usura mediante la forma de gota a gota, la Fiscalía General de la Nación evidenció que en distintos departamentos del país se habían creado empresas fachadas de venta de bienes y servicios para darle apariencia de legalidad a este negocio.

Las pesquisas permitieron en capturar en las últimas horas a 37 personas, de ellas 5 en Antioquia.

El ente investigador explicó que se constituyeron estructuras jerárquicas con administradores, supervisores, secretarias y cobradores, que, además, daban fe de cumplir con las obligaciones parafiscales de sus empleados, para, de esta manera, ganar confianza de eventuales clientes, a quienes les exigían requisitos mínimos para prestarles el dinero que necesitaban.

/FOTO: ARCHIVO.

Agregó la Fiscalía que los vendedores ambulantes y las amas de casa eran los objetivos preferidos de esas empresas criminales, en donde los intereses cobrados sobrepasaban, por mucho, los límites fijados por el Banco de la República, llegando a cobrarles hasta el 25 % de interés diario.

En consecuencia, los deudores se convirtieron en víctimas de extorsiones, desplazamientos, hurtos, lesiones personales y homicidios, según la responsabilidad particular de cada implicado.

Material probatorio recopilado demostró cómo las personas que se atrasaban en los pagos eran amenazadas, presionadas y obligadas a entregar neveras, televisores y hasta sus celulares como parte de pago.

En casos de sumas elevadas debían firmar traspasos de vehículos como garantías.

Organizaciones criminales

La lucha por el control del negocio ha hecho que bandas criminales en el Urabá antioqueño y en parte de Córdoba, cobren millonarias cuotas para permitir el funcionamiento de las empresas fachada y en algunos lugares. Además, ante la presencia de grupos delincuenciales organizados (GDO) como los Caparros, se han presentado enfrentamientos que han generado desplazamientos poblacionales, como viene ocurriendo en el Bajo Cauca antioqueño.

La estrategia desplegada por la Delegada para la Seguridad Ciudadana de la Fiscalía General de la Nación en los departamentos de Antioquia, Atlántico, Valle y Cauca permitió que en 29 allanamientos fueran incautados 23 vehículos, $ 60.000.000, además de varias armas de fuego que serían usadas para intimidar a los morosos.

El informe oficial de la Fiscalía precisó que en Antioquia cayeron señalados miembros de la señalada red de usura: Carlos Andrés Pérez Carvajal, presunto cabecilla de la organización delincuencial; así como Luis Fernando Madrigal Ceballos, Yesith Arroyo Herazo, José Alberto Orrego Cataño, Esteban Ardila Carvajal y Carlos Andrés Patiño Torres.