Esto podría pasar en la Gobernación tras el anuncio de la Fiscalía sobre la investigación en contra de Aníbal Gaviria

/FOTO: JUAN ANTONIO SÁNCHEZ.

Mensajes de solidaridad por parte de diferentes sectores políticos, económicos y hasta de ciudadanos del común ha recibido el gobernador de Antioquia, Aníbal Gaviria Correa, luego de conocerse en la mañana de este viernes, 5 de junio, que la Fiscalía lo investiga y solicitó su captura por presuntas irregularidades en un proceso de contratación cuando ocupó por primera vez el cargo como dirigente del Departamento (2004-2007).

Lea: Estos son los detalles de la investigación contra el gobernador Aníbal Gaviria.

Sin duda uno de los mensajes de apoyo con mayor peso fue el entregado por el propio presidente de la república, Iván Duque Márquez, quien a través de su cuenta de Twitter (@IvanDuque) se solidarizó con él y su familia.

La Fiscalía General de la Nación le solicitó al jefe de Estado de los colombianos que cumpla con el mandato legal de suspensión del cargo a Gaviria, para proceder con la captura.

La investigación hace parte de la ley 600 y por eso la Fiscalía ya tomó la decisión de imponerle medida de aseguramiento domiciliaria al gobernador.

¿Cuál es el paso a seguir?

Con este panorama el mandatario de los colombianos no tiene otra opción que suspender a Gaviria Correa del cargo y encargar a alguien de confianza para que tome las riendas del departamento temporalmente, mientras avanza el proceso judicial.

Posteriormente, Aníbal Gaviria tendría que ir a la Corte Suprema de Justicia y cumplir con las audiencias de control de garantías. En caso de ser condenado en la cuarta audiencia, dependiendo en la fecha en la que haya ocurrido, podría pasar lo siguiente:

1. Si el mandatario es condenado faltando 18 meses para finalizar periodo gubernamental, el partido político al que pertenece Aníbal deberá presentar al presidente 3 candidatos para ocupar el cargo. El mandatario escogerá a 1 para que finalice el periodo.

2. Si el mandatario es condenado faltando más de 18 meses, el jefe de Estado deberá llamar nuevamente a elecciones populares en el departamento para elegir un nuevo gobernador.