En primer semestre de 2020 bajó el homicidio al 46,4 %

Hasta el lunes Medellin presentaba este año 371 homicidios, frente a 209 casos de igual período de 2019. /FOTO: ARCHIVO. EDWIN BUSTAMANTE.

En un consejo de seguridad liderado por el alcalde de Medellín, Daniel Quintero Calle, y en el que participaron las autoridades de la ciudad, se destacó la reducción en el primero semestre de 2020 de todos los delitos de alto impacto.

En el análisis que en este encuentro se hizo, llamó la atención el comportamiento del homicidio.

En este sentido se indicó que entre enero y junio se presentaron 188 casos de homicidio en Medellín, para una reducción del 46,4 %, con relación a igual período de 2019. Además, dijo la Secretería de Seguridad, este se convirtió en el semestre menos violento comparada la medición desde 2003.

“Esta es una tendencia que se conserva desde enero e incluso en junio, mes en el que se presentaron 29 casos y, al mismo tiempo, cuando se dio la reapertura comercial y económica de la mayoría de la ciudad”.

anotó un comunicado de ese despacho.

El alcalde Quintero Calle dijo al respecto que “gracias al uso de información, tenemos una estrategia desplegada que nos permite que cada vez que hay un homicidio en alguno de los barrios de la ciudad tenemos todo un esquema que empieza a trabajar para capturar a ese homicida”.

Agregó que “eso también nos ha permitido el mayor número de esclarecimientos en la ciudad desde que se está midiendo este número y estamos muy por encima del promedio nacional, lo que nos llena de orgullo porque ese es el trabajo articulado de la Fiscalía, de la Policía, del CTI, de la Sijín; un trabajo que, además, es potenciado por la comunidad, porque en los barrios se está parando la gente y están diciendo aquí no se mata más”.

Precisó el mandatario de los medellinenses que la estrategia de recompensas, implementada de manera articulada por la Alcaldía de Medellín y la Policía Metropolitana desde la primera semana de enero, ha dado buenos resultados en la lucha contra el delito del homicidio, posibilitando información efectiva en la captura de 37 presuntos delincuentes en este período, 11 de ellos judicializados por asesinatos que han enlutado a familias de la ciudad. Van 74 capturas, en total, por este delito.

 

Según la Secretaría de Seguridad, la estrategia no solo ha posibilitado la captura de señalados homicidas, sino también la investigación para la captura de varios cabecillas delincuenciales (alias Mono Florida de La Agonía), 4 coordinadores de estas estructuras y 9 integrantes rasos, varios de ellos implicados, no solo en casos de asesinato, sino en concierto para delinquir, extorsión, desplazamiento forzado, porte ilegal de armas y la instrumentalización de menores para el crimen.

En el primer semestre se registraron 56 días no consecutivos sin asesinatos, además de la reducción consolidada de este delito en 12 de las 16 comunas y en todos los corregimientos.

Hasta este 21 de julio se registran 77 días no consecutivos sin homicidios.

Sin duda, dijo la Secretaría, todas las medidas y el aislamiento entre marzo y junio han sido determinantes para controlar y reducir los números del delito, no obstante, la tendencia se conserva en todos los períodos de lo que va de 2020 y en todos los delitos de alto impacto.

En los primeros 20 días de julio se presentaron 20 casos de homicidio en Medellín, 3 menos que en el mismo periodo del año pasado y, en la actualidad, el hurto de carros se redujo 17 %, hurto de motocicletas se redujo un 27 %, hurto a personas bajó 29 %, hurto a residencias bajó 39 % y hurto a establecimientos comerciales bajó 46%.

El analistas de Derechos Humanos, Carlos Arcila, reconoció que la gran mayoría de delitos bajó por todo el control que se ha hecho en medio de las medidas tomadas dentro de la cuarentena obligatoria,

Pero, advirtió, que existen delitos a los que no hay que dejar de ponerles un zoom y es insólito que se presenten en medio de las restricciones de movilidad por esta pandemia, como lo son la desaparición forzada con casi 100 casos este año y el desplazamiento forzado, incluso a personas a las que algunos combos consideran que pueden ser factores de contagio del Covid-19.

/FOTO: ARCHIVO.

El otro caso que no se pude dejar de un lado, advirtió Arcila, son las extorsiones ya que los delincuentes no han dejado de cobrarlas, debido a que ellos siguen trabajando en cuarentena y las han montado, incluso, a las redes sociales y ya se han conocido exigencias de electrodomésticas y hasta de mercados.

Finalmente, llamó la atención sobre el incremento en los últimos días de los homicidios en comunas como la de Castilla, en la cual se ha activado el conflicto entre las bandas de los Machacos y los Mongueros.