En grave estado está el comerciante baleado en persecución policial en la autopista Sur

Así quedó el puesto del conductor de la camioneta, que fue perseguida varios kilómetros por la autopista Sur. /FOTO: CORTESÍA.

Mientras que los parientes analizan la demanda que presentarían contra la Nación por un presunto abuso de la fuerza por parte de la Policía, el estado de salud del comerciante Pablo Medina Ossa, herido tras una larga persecución por la autopista Sur, en la madrugada del pasado martes, es muy delicado.

En diálogo con Q’HUBO el apoderado de la familia, Jhony García, manifestó que el negociante se encuentra en estos momentos en un centro asistencial con pronóstico reservado por las graves heridas de bala que recibió en el cuello, tórax y abdomen y que le comprometieron, en especial, un riñón, el hígado y el páncreas.

En cuanto al hombre que acompañaba a Pablo, el abogado dijo que es una persona de 31 años quien sufrió heridas de bala en la pierna derecha.

Antecedente: Tremenda balacera en persecución que comenzó en el centro de Medellín y que terminó en Itagüí.

El jurista anotó que en estos momentos la familia espera su recuperación, así como una respuesta de la Policía Nacional sobre lo sucedido para interponer, en los próximos días, la respectiva demanda penal.

En cuanto a los hechos dijo que, de acuerdo con lo que ha conocido del tema, no se ha confirmado que las 2 personas que esa madrugada viajaban en la camioneta llevaran armas y hubieran disparado contra la Policía, aunque desde la entidad afirmaron que hubo 2 uniformados lesionados porque el conductor de la camioneta les tiró el carro.

Sin embargo, advirtió, una vez fueron interceptados los 2 hombres que viajaban en la camioneta a la que le hicieron numerosos disparos, no les realizaron la prueba de absorción atómica que les debieron haber hecho, para comprobar que habían accionado armas de fuego.

Añadió que también en el vehículo no encontraron drogas estupefacientes u otras sustancias que pudieran comprometer a los ocupantes de la misma.

Explicó el profesional de derecho que, al parecer, quien manejaba el carro no acató a la orden de pare de los uniformados porque consideró que podría tener problemas porque supuestamente estaba violando las normas sanitarias tomadas por la pandemia del Covid-19.

El comandante del Distrito Sur de la Policía Metropolitana del Valle de Aburrá, coronel Iván Darío Peñarete, relató que lo que pasó fue que en el centro de la ciudad de Medellín una de las patrullas del cuadrante le hizo señales de pare al conductor de la camioneta para hacer la verificación de sus ocupantes, ante lo cual este hizo caso omiso y emprendió la huida. De inmediato se alertó del caso al resto de patrullas del sector y se realizó una operación candado.

La camioneta recibió numerosos impactos de arma de fuego luego de los disparos que hizo la Policía para que el conductor se detuviera. /FOTO: CORTESÍA.

“En su huida, el hombre realizó varias maniobras evasivas para impedir la inmovilización e intentó arrollar varias patrullas que lo perseguían”.

Luego de la larga persecución por todo el sur de Medellín el carro vino a detenerse en la autopista Sur con la calle 76A szur, en límites del municipio de Itagüí con La Estrella, con numerosos impactos de arma de fuego en la carrocería.

Allí se estableció que el automotor era ocupado por 2 hombres y que habían sufrido lesiones de armas de fuego por lo que fueron trasladados un centro asistencial.