EN FOTOS Y VIDEO: Bebé de 3 meses y sus padres sufrieron graves quemaduras en un voraz incendio ocurrido en Nueva Jerusalén

/FOTO: JULIO HERRERA.

Seis personas con quemaduras de primer y segundo grado, entre ellas un bebé de 3 meses de vida, y 8 viviendas totalmente destruidas dejó la conflagración ocurrida en la madrugada de este miércoles en la zona de invasión Nueva Jerusalén, en el suroccidente del municipio de Bello.

El director de la Oficina de Gestión del Riesgo de esa población del norte del Valle de Aburrá, Úber Zapata, dijo que la conflagración se inició a las 4:09 de la mañana y al sitio acudieron 17 socorristas del cuerpo voluntario de bomberos de Bello, que llegaron en 5 vehículos y un camión de extinción, así como 8 funcionarios de su despacho.

Las familias afectadas buscaron recuperar algunas de sus pertenencias, que pudieron haber quedado en medio de las cenizas./FOTO: JULIO CÉSAR HERRERA.

Cuando los socorristas lograron dominar las llamas ya el fuego había consumido 8 viviendas y una novena resultó afectada por las ondas de calor. Un total de 29 personas resultaron afectadas.

El bebé, sus padres y las mascotas

/FOTOS: JULIO CÉSAR HERRERA.

De las 6 personas que sufrieron quemaduras dijo que inicialmente tuvieron mucha preocupación con el bebé de 3 meses, quien se les descompensó ya que el fuego le afectó la región occipital de la cabeza, pero lo trasladaron al Hospital Marco Fidel Suárez, de Bello, donde los médicos lograron estabilizarlo.

El padre del infante, de 25 años de edad, y la madre, de 21, también fueron llevados a este centro asistencial. Del hombre indicó Zapata que sufrió quemaduras en su rostro. Los otros 3 lesionados recibieron atención de primeros auxilios en el lugar de los hechos.

Anotó el funcionario que la candela no se extendió a otros lugares porque las viviendas están construidas de concreto y adobes, ya que, de lo contrario, hubiera sido muy difícil dominarla, debido a que el vehículo de extinción de los bomberos tuvo dificultades para entrar por la vía precaria de acceso que tiene el lugar. Aseveró que prácticamente los bomberos debieron dominar las llamas con baldes y la colaboración de los vecinos.

En medio del incendio murió una perra ciega que era la mascota de la familia del bebé. Otras 7 mascotas, entre perros y gatos, hasta el medio día de este miércoles estaban desaparecidas.

Las 29 personas damnificadas serán autoalbergadas donde familiares y allegados, mientras que se definen las ayudas para ellas.

Por tal motivo se convocó a una mesa de trabajo en la que participarán las secretarías de Gobierno y Desarrollo Económico y Social, al igual que la de Medio Ambiente y de Vivienda de Bello para buscarles una solución de albergue.

Las causas de la conflagración no han sido determinadas.