En Bello se dio la primera condena por incumplimiento de medida sanitaria durante la pandemia

/FOTO: RÓBINSON SÁENZ.

¡Tras de ladrón, bufón!… El refrán le queda como anillo al dedo a Libardo Antonio Sallas Anaya, quien se convirtió en el primer colombiano en ser condenado por no cumplir con el aislamiento preventivo obligatorio ordenado por el Gobierno nacional y las autoridades.

Resulta que este hombre recibió 6 meses de prisión por el delito de violación de medida sanitaria, consagrado en el artículo 368 del Código Penal. Pero ahí no para su historia; lo peor del caso es que incumplió con lo que establece la cuarentena para irse a robar, pero lo atraparon en flagrancia.

Por el hurto también el Juzgado Segundo Penal del Circuito de Bello avaló el preacuerdo que hizo la defensa del procesado con la Fiscalía General de la Nación y lo sentenció a 27 meses de cárcel; en total, la pena es de 33 meses (2 años y 9 meses).

“El procesado fue capturado en flagrancia por la Policía Nacional el 19 de abril de este año, cuando pretendía ingresar por el techo a una panadería ubicada en el barrio Central, del municipio de Bello, para cometer un hurto. La Fiscalía estableció que, al momento de los hechos, Sallas Anaya estaba violando las normas sanitarias expedidas por el Gobierno nacional para impedir la propagación del Covid -19”, informó el ente investigador.

Y si después de leer esto está pensando que seguramente por el tiempo de la pena la debe estar cumpliendo en la casa o le dieron libertad condicional, es bueno que tenga presente que a Libardo Antonio Sallas Anaya no se le dio ningún beneficio judicial y empezó a cumplir la condena tras los barrotes de una fría celda.