El misterio ronda el asesinato del profe Campo Elías; ¿fue un robo o manipularon la escena?

A Campo Elías Galindo Álvarez lo mataron de 3 puñaladas que le propinaron en el tórax. Su cadáver quedó tendido en el apartamento donde vivía, en la carrera 79AA con calle 44A, barrio Los Pinos, de Medellín.

El inmueble está en un edificio que no tiene vigilancia privada, donde el acceso es autorizado directamente por cada inquilino de los apartamentos a través de un sistema de citofonía.

Encima del cuerpo de este profesor de la Universidad Nacional, sede Medellín, estaba un libro que fue incinerado. Del apartamento desaparecieron el computador portátil del docente y su celular, según lo que le indicaron familiares de la víctima a las autoridades. Por eso la hipótesis de que el crimen pudo ser producto de un hurto no se descarta por parte de quienes asumieron la investigación, pero no es el único camino que están analizando.

De otro lado está la militancia política que tenía Galindo Álvarez con partidos de izquierda. Jorge Alberto Gómez, presidente del comité ejecutivo del Polo Democrático en Antioquia, indicó que por muchos años perteneció a ese movimiento y que actualmente era uno de los coordinadores de la Colombia Humana en Medellín.

“Las circunstancias son muy extrañas y esto amerita una investigación muy seria. Hay personas que pueden ser más vulnerables o susceptibles a sufrir atentados en la política, pero Campo Elías no era ese tipo de personas. Su vida estuvo dedicada a la militancia política. Él era uno de los coordinadores de la Colombia Humana en Medellín y fue militante del Polo democrático en Medellín. No se puede despachar solamente con decir que fue un robo, es un reto para las autoridades esclarecer cuáles fueron las verdaderas razones”, precisó el vocero del Polo, en entrevista concedida a Canal Institucional.

“La Alcaldía y los organismos de justicia han decidido ofrecer una recompensa de hasta 20 millones de pesos a quienes nos den información sobre los autores de este hecho”.

José Gerardo Acevedo Ossa, secretario de Gobierno de Medellín.
 

Incluso en diferentes escenarios como redes sociales y medios de comunicación se ha llegado a especular que el crimen podría hasta estar relacionado con una columna que el profesor publicó hace poco en un blog, en la que dejó en entredicho la responsabilidad del partido Centro Democrático y del exalcalde Federico Gutiérrez con los malos manejos de dineros del Proyecto Hidroituango, un tema que ha marcado la agenda noticiosa durante este año. Hasta el actual alcalde de Medellín, Daniel Quintero, citó el texto para expresarse en Twitter sobre la muerte de Galindo Álvarez.

De hecho para las autoridades locales no está claro el móvil del asesinato. Así lo indicó el comandante de la Policía Metropolitana del Valle de Aburrá (Meval), Eliécer Camacho Jiménez: “Hay unos elementos materiales importantes que han logrado recopilar los investigadores. Ya hay unos adelantos específicos importantes, que son reserva de la investigación… Podría tratarse de un hurto, pero eso podría ser una fachada de cualquier delincuente. Hay unos elementos tecnológicos que no están, de acuerdo a la familia, pero la motivación para hurtarle esos elementos pudo haber sido para sustraer algún tipo de información”.