El doloroso relato del “único testigo” de lo que le pasó en el CAI a Javier Ordóñez

Él es el abogado Javier Humberto Ordóñez Bermúdez, asesinado la noche del pasado miércoles, en Bogotá. /FOTO: TOMADA DE LA WEB.

En una columna publicada por Vicky Dávila en Semana, la periodista asegura que conoció, en exclusiva, el testimonio de uno de los amigos de Javier Ordóñez, quien fue llevado al CAI de Villa Luz con el estudiante de Derecho.

Dice que es el único testigo de lo que le ocurrió esa noche. Su relato comienza desde que son abordados en la calle por los policías y Javier recibe las descargas eléctricas y luego son llevados al Centro de Atención Inmediata (CAI), donde las cosas se complicaron.

Asegura que, cuando llegaron al CAI, él se pudo bajar por sus propios medios, pero Javier sí bajó esposado de pies y manos y alzado por 2 policías que después “lo botaron” en posición fetal.

Le puede interesar: Javier Ordóñez habría muerto por un golpe dentro del CAI y no por las descargas eléctricas

Javier aún se encontraba vivo y me decía: “Costa, me duele todo”,y yo le dije: “Tranquilo, tranquilo”.

El relato continúa describiendo que en ese momento fue cuando uno de los policías con los que Javier se había peleado le pegó una patada en la cara, una en el pecho y una en el estómago. “Y yo les dije a los policías que no le pegaran más…”, le contó el testigo a la periodista e indicó que para ese momento ya Javier estaba inmóvil.

También describe que hubo un momento en que quedaron solo 2 policías en el CAI, los mismos que le pegaron a Javier en ese mismo lugar, luego de haberlo atacado con un taser. Uno de ellos, afirma el testigo, pese a que la víctima estaba inconsciente, le pegó un puño en un ojo.

Le puede interesar: Policía implicado en muerte de Javier Ordóñez dice estar tranquilo

“Yo le dije al policía que mi amigo Javier estaba muy pálido y ya estaba inconsciente… Le dije que, por favor, le quitara las esposas, a lo que me respondió el policía que él era un pirobo que le gustaba pegarle a todo el mundo…”.

A la 1:35 llegó al CAI otro amigo de Javier

“Entró al CAI mi amigo Juan David, cogió a Javier y lo sentó y me dijo: ‘Javier no está respirando’, y yo empecé a gritarles a los policías que le habían pegado que llamaran una ambulancia, que mi amigo estaba muy mal y les dije que me quitaran las esposas para cargar a Javier …. Uno de los policías lo cargó de los brazos y Juan David y yo de las piernas y como la ambulancia no llegaba, lo subimos a una patrulla y nos fuimos para la clínica, creo que se llama Marí Lago...”

Añadió que entraron al centro asistencial a Javier en una silla de ruedas.

Los doctores se encargaron de él y a los pocos minutos salió una doctora y me dijo que Javier había llegado muerto… Tenía el rostro totalmente hinchado de las patadas y los puños que le pegaron esos 2 policías”.

El testigo también les contó a los investigadores que esa noche él se encontraba con Javier y otro amigo y que se tomaron una botella de whisky y 2 de Ron con unas amigas. Cuando ellas se fueron ellos se sentaron en una banca.

Ahí 2 policías se acercaron. Uno de ellos llamó a Javier por su nombre y le dijo: “Otra vez Javier… váyase para la casa”, y le mencionó, según el relato, que no quería tener problemas con él.

Los 3 amigos empezaron a caminar y los policías los siguieron. Uno de ellos amenazó a Javier con un comparendo. “Pues póngalo, que yo lo pago”, le respondió. El policía ripostó: “Pues véngase si usted es muy macho que le pega a todo el mundo”. Javier los encaró y en segundos empezó el ataque que quedó en video e indignó al país”.

Le puede interesar: Rechazo rotundo a la Policía por la muerte de Javier Humberto, que ya comparan con el homicidio de George Floyd