El coronavirus alejó a la gente de los hospitales, por eso hacen un llamado para retomar los tratamientos que quedaron en el limbo

Debido al miedo de contagiarse de Covid-19 en los hospitales y centros de salud y a que la atención presencial se suspendió en muchos de estos lugares, millones de personas en Colombia y en el mundo abandonaron sus tratamientos médicos y evadieron los servicios de urgencia durante la pandemia.

Según las cifras de la OMS, a junio, 42 % de los tratamientos de cáncer fueron interrumpidos, así como también el 63 % de los tratamientos para pacientes con enfermedades crónicas. También disminuyó en un 31% la atención de emergencias cardiovasculares.

Suspender los tratamientos o no acudir a urgencias ante signos de alerta supone un riesgo grandísimo para la salud del planeta, pues puede afectar el diagnóstico y el tratamiento oportuno de varias enfermedades, desencadenando en la muerte de los pacientes.

Por eso, el doctor Santiago López, gerente médico de la Clínica del Country y la Clínica La Colina, hizo un llamado a que las personas retomen todos los servicios y las atenciones en salud, y afirmó que todas las instituciones han maximizado sus medidas de seguridad para que todos los pacientes tengan garantizados sus servicios.

Personal médico del Hospital Pablo Tobón Uribe. / FOTO: ESTEBAN VANEGAS.

“El retraso de un diagnóstico o un tratamiento podría reflejarse en complicaciones posteriores y/o en patologías más graves, a diferencia de cuando hay un diagnóstico y tratamiento oportunos. Estamos para las personas para siempre cuidarlas”, afirmó el doctor.

¿Cuándo es una prioridad ir al servicio de urgencias?

Según López, a pesar de que todavía persista cierto temor para acudir a los servicios de salud, existen motivos por los que bajo ninguna circunstancia se debe dejar de consultar por urgencias.

El médico afirmó que es importante acudir a urgencias cuando hay signos y síntomas de un accidente cardiovascular, como, por ejemplo, desvanecimiento, parálisis facial o dificultad para hablar, entumecimiento súbito, confusión, dificultad para ver o para caminar o dolor de cabeza fuerte.

También se debe ir a urgencias cuando hay desmayos, mareos o cuando la persona se encuentra en estado de debilidad general. Además, es importante buscar servicios médicos cuando hay accidentes de tránsito o se producen lesiones o traumas en la cabeza, la columna o las extremidades.

López afirmó que es urgente consultar al médico cuando existen síntomas de un ataque cardíaco: dolor o presión en el pecho, dolor en un brazo, en el estómago, la espalda o la mandíbula; asfixia, náuseas o mareos.

También cuando haya diarrea o vómito grave y persistente o cuando haya algún sangrado que no se detiene.

Se deben retomar servicios de pacientes con patologías

El doctor López recordó que existen pacientes clave que nunca debieron interrumpir sus tratamientos, como, por ejemplo, aquellos pacientes oncológicos que necesitan de quimioterapias, o las mujeres en gestación que necesitan completar todos sus controles prenatales.

“Ahora que las ciudades han entrado en una fase de postconfinamiento, es un momento para que las personas retomen el cuidado de su salud, vuelvan a sus controles médicos y reprogramen las cirugías y los exámenes que pospusieron durante el confinamiento. Muchas personas han ignorado dolores y síntomas por temor al contagio del covid-19, pero en las instituciones de salud hemos tomado todas las medidas necesaria”.

Además recordó que desde el 28 de agosto las instituciones médicas retomaron todos los servicios de cirugía aplazados por la pandemia. Estos se programarán y priorizarán según lo consideren los especialistas, iniciando con pacientes de mayor urgencia, pacientes oncológicos, ambulatorios o con estancias menores de 48 años.