El aguerrido Sevilla no pudo detener al Bayern Múnich, que lo venció en la Supercopa

/ FOTO: AFP.

El Bayern Múnich se proclamó este jueves campeón de la Supercopa de Europa y ganó su segundo título en este torneo, 13 años después del anterior, al vencer 2-1 a Sevilla con un gol del español Javi Martínez en la prórroga.

Antecedente: La final de la Supercopa de Europa, con público este jueves.

El Bayern, campeón de la Liga de Campeones, quiso imponer siempre su poderío en el Puskas Arena, de Budapest, si bien el campeón de la Liga Europa se adelantó al marcar a los 13 minutos por medio del argentino Lucas Ocampos, tras un penalti de Alaba sobre Rakitic; ese fue un gol que neutralizó Goretzka con el 1-1 poco después de la media hora.

/ FOTO: AFP.

El duelo fue muy reñido en un segundo tiempo con más opciones para el Bayern, aunque En-Nesyri tuvo el 1-2 en el minuto 87, pero Neuer salvó a su equipo y se llegó a la prórroga.

En ella, con ambos equipos muy desgastados, el empuje de los alemanes decantó la final a su favor con el gol de Javi Martínez en el minuto 104.

¿Y la afición?

/ FOTO: EFE.

Después de meses de aburrimiento, los aficionados volvieron con mucha emoción, aunque la amenaza de la pandemia hace que los hinchas se hayan mostrado muy prudentes.

Entre devolución de entradas, múltiples restricciones y el riesgo sanitario omnipresente impidió que este partido entre los 2 campeones de las competiciones continentales sea una gran fiesta del fútbol europeo.

En las gradas, algunas banderas, cánticos, cerveza y maquillaje con los colores de ambos clubes, rojo y blanco: las escenas habituales en cualquier partido europeo renace en esta noche húngara, pero la pandemia impide disfrutar del partido “como antes”.

Con información de EFE y AFP.