Duro golpe al microtráfico dieron las autoridades en Itagüí

Los sospechosos serían presuntos integrantes del grupo delincuencial común organizado El Guayabo. /FOTO: CORTESÍA.

En diferentes operativos, uniformados de la Policía Metropolitana del Valle de Aburrá, en apoyo de la Secretaría de Seguridad de Itagüí, lograron capturar a varias personas por microtráfico.

Uno de esos operativos se adelantó en el sector el Guayabo. Luego de la ejecución de 9 allanamientos, fueron detenidas 6 personas por concierto para delinquir; tráfico, fabricación y porte de estupefacientes, y uso de menores de edad para la comisión de delitos. Igualmente fue aprehendido un menor de edad por el delito de concierto para delinquir con fines de tráfico de estupefacientes.

En las diligencias de registro, a estas personas, presuntos integrantes del grupo delincuencial común organizado El Guayabo, las autoridades les incautaron varias dosis de estupefacientes, 2 celulares y 500.000 pesos.

Tras su judicialización, los adultos terminaron con medida de aseguramiento, mientras que el menor de edad fue internado, aseguró el secretario de Seguridad del municipio, Rafael Andrés Otálvaro Sánchez.

Según el funcionario, los sospechosos escondían los estupefacientes en los árboles y las alcantarillas para no ser detectados por la ley, sin embargo los drones de las autoridades y los caninos permitieron detectar los escondites.

/VIDEO: CORTESÍA.

Cogieron 3 extranjeros

En otra acción judicial, la policía sorprendió en el sector La Playa, a 2 ciudadanos de nacionalidad venezolana con 48 cigarrillos de marihuana y 29 bolsas de cocaína. Los sospechosos, de 19 y 25 años de edad, fueron dejados a disposición de la autoridad competente.

/FOTO: CORTESÍA.

En el mismo sector, las autoridades sorprendieron a otro venezolano, de 22 años de edad, con 50 cigarrillos de marihuana y 50 sobres de base de coca.

/FOTO: CORTESÍA.

Hay 2 cosas que preocupan

Otálvaro Sánchez indicó que se encuentran trabajando para combatir 2 situaciones que preocupan. Una de ellas es la instrumentalización de menores, los cuales estarían siendo utilizados para la comercialización de estupefacientes y la otra son unos pocos ciudadanos venezolanos que estarían creando bandas criminales. El funcionario aseguró que se encuentran trabajando para combatir estas 2 situaciones.