¿Debe regresar a laborar y siente temor de salir? Conozca cómo enfrentar este sentimiento en época de pandemia

/ FOTOS: SSTOCK.

El largo periodo de aislamiento preventivo obligatorio generó ansiedad y estrés en muchas personas que sufrieron las consecuencias del encierro.

A otras les sucede lo contrario, pues la situación actual que vivimos por cuenta de la pandemia del nuevo coronavirus le ha generado grandes temores a la hora de pensar en salir a abastecerse o incluso para salir a trabajar durante esta época de activación escalonada de la economía y el comercio nacional.

El regresar a una “nueva normalidad”, cargada de medidas de autocuidado después de estar en casa con el objetivo de controlar la epidemia de Covid-19, puede deparar más ansiedad y estrés, por eso el Ministerio de Salud y Protección Social nos comparte algunas herramientas para buscar el equilibrio y no tener que lidiar con más presión, que puede afectar su salud y su productividad.

Debemos entender que durante y después de un periodo de aislamiento, la salud mental se convierte en un factor importante.

Para Nubia Esperanza Bautista, subdirectora de Enfermedades no Transmisibles de Minsalud, “todas las personas y familias no se sienten o no reaccionan igual ante la posibilidad de retomar las actividades fuera de casa, después del aislamiento preventivo obligatorio”.

La comunicación es importante cuando se está fuera de casa, pues ayuda a mantener el vínculo familiar y a reducir las preocupaciones por el bienestar de quienes se quedan.

Por ejemplo, sostiene, están las personas que sienten miedo o ansiedad ante la posibilidad de salir y, por tanto, no querrán hacerlo aún cuando sea necesario dadas sus actividades laborales.

“También estarán las personas que se sienten cómodas, seguras y vinculadas fuertemente a sus familiares en casa, y tal vez prefieran no tener que salir, incluso teniendo que hacerlo; y por otro lado habrá quienes sientan alivio y tranquilidad ante la posibilidad de salir”, dijo la Subdirectora Bautista.

En cualquiera que sea el caso es fundamental cuidar la salud mental siguiendo algunas acciones recomendadas por expertos antes de salir de casa, mientras se encuentra afuera y a su regreso.

A continuación, la experta nos entrega algunas recomendaciones para evitar o enfrentar estar situación:

Fuera de casa

  • Esté atento a los posibles riesgos, pero sin pánico. Si observa que alguna persona a su alrededor no está siguiendo las recomendaciones de protección personal y esto lo pone a usted en riesgo, con respeto, recuérdele la importancia de cuidarse y cuidar a las demás personas.
  • Indague si puede ayudarle en algo o suministrarle algún elemento de protección que usted tenga a la mano y del cual la otra persona no dispone. 
  • No estigmatice, ni discrimine a las personas por su rol, labor o servicio. 
  • Sea empático, el distanciamiento físico no significa que no tenga la posibilidad de ayudar o ser ayudado; una buena actitud siempre aporta.

En el trabajo

  • Hable con compañeros, comparta sus experiencias, escuche y exprese sus emociones y sentimientos en los momentos de descanso.
  • Si se siente estresado, cansado o ansioso, pare y respire. Realice técnicas de respiración profunda.
  • También puede programarse para realizar respiraciones profundas con cierta periodicidad. Por ejemplo, puede programar una alarma con recordatorio para hacer 4 o 5 respiraciones profundas cada hora, esto evita que se enganche con sentimientos, emociones o pensamientos angustiantes.
  • Indague cómo puede participar en las acciones para el cuidado de la salud mental en el lugar donde trabaja.

Regreso a casa

  • Tome un descanso e identifique cómo se siente después de cada salida. Si algo le incomodó o no le hizo sentir bien, evalúe qué sería importante ajustar para las siguientes salidas de casa y haga los ajustes necesarios.
  • Converse con su familia sobre los principales acontecimientos en casa durante su ausencia.
  • Comparta con las personas que se han quedado en casa las diferentes situaciones cotidianas vividas fuera, seguro todos los que se quedan querrán saber cómo transcurre la vida allá afuera.

Aquí puede escuchar a Nubia Esperanza Bautista, subdirectora de Enfermedades no Transmisibles de Ministerio de Saluld y Protección Social.

En caso de requerir ayuda profesional, el Ministerio de Salud y Protección Social cuenta con una línea telefónica gratuita para atender a la ciudadanía en caso de requerir ayuda profesional:

192 – opción 4.