Con la muerte de 3 personas en Venecia, Antioquia se suma a los recientes días negros por matanzas en el país

En una vivienda del barrio Álamos ocurrió la acción armada de desconocidos. /FOTO: CORTESÍA CONEXIÓN SUR.

Tras repudiar al asesinato de 3 personas en su población, el alcalde de Venecia, Óscar Andrés Sánchez Álvarez, anunció que recibió una llamada del presidente, Iván Duque, quien le dijo que le dio instrucciones al Ministerio del Interior para que les ayude a reforzar la seguridad y avanzar rápido en la dotación de cámaras de seguridad en todo el territorio.

Agregó que también recibió una comunicación del gobernador encargado de Antioquia, Luis Fernando Suárez, quien dio instrucciones para que el Secretario de Gobierno del departamento acompañe este lunes un consejo de seguridad en esa la localidad cafetera del Suroeste de Antioquia.

“Lamentable este hecho, reprochable, siempre estamos en la ruta de prevenir estos actos; el Gobierno de Antioquia ofrece una recompensa de hasta $ 20 millones para quienes den información. Todo el peso de la ley para estos delincuentes. No hemos hecho lo suficiente, es la realidad, por eso tenemos que exigirnos más”.

Luis Fernando Suárez, gobernador (e) de Antioquia.

Los hechos

La acción armada ocurrió hacia las 7:00 de la noche del domingo en una vivienda del barrio Álamos. Allí fueron ultimados a bala 3 hombres, entre ellos un adolescente. En el ataque resultó herido un hombre de 28 años.

Las víctimas fatales fueron  Juan David Mesa Toro, de 17 años; Yorman Dávila Henao, de 18, y José David Velásquez Rojas, de 19.

Este hecho se suma a una serie de masacres ocurridas la semana pasada en Nariño, Arauca y Cauca.

Como se ha informado en el sector del Cinaruco, en el municipio de Arauca, departamento de Arauca, 5 jóvenes fueron masacrados por desconocidos el pasado viernes.

Ese mismo día se reportó la muerte, a manos de criminales, de otros 6 jóvenes en el sector Uribe, del municipio de El Tambo, departamento de Cauca; y el sábado otro grupo armado incursionó en zona rural de Tumaco, donde fueron muertas otras 6 personas también jóvenes. El hecho ocurrió en el sector La Guayana, zona rural de Tumaco, departamento de Nariño.

Familiares cargan un féretro con el cuerpo de Óscar Andrés Obando Betancurt, una de las víctimas de la masacre de 9 jóvenes en Samaniego, Nariño. /FOTO: EFE.

Estos episodios violentos, que el presidente Duque en su visita a Nariño el fin de semana llamó “homicidios colectivos” y no masacres, lo que causó polémica, se sumaron a casos similares ocurridos en Cali, Valle del Cauca, y Nariño, a mediados de agosto.

El sábado, 15 de agosto, mataron a 8 jóvenes que departían en una finca de la zona rural de Samaniego, Nariño, y a 1 mujer en un sector cercano; mientras que el 11 de agosto 5 menores entre los 14 y 15 años fueron atacados a machete y bala en el barrio Llano Verde, de la capital vallecaucana.