Con Chachachá en la cancha, así fue la reactivación de la liga portuguesa

El Portimonense, de los colombianos Jackson Martínez y Marlos Moreno, derrotó este miércoles al Gil Vicente por 1-0, en el primer partido de la vigésima quinta jornada, que representó el regreso de la Liga portuguesa, suspendida desde la primera semana de marzo por la pandemia de la Covid-19. Fue a puerta cerrada.

El ex-DIM Chachachá Martínez fue titular y estuvo en la cancha 84 minutos. El exjugador de Atlético Nacional, por su parte, fue suplente y no ingresó.

En el Gil Vicente estuvo entre las alternativas el defensor caucano Edwin Banguera, pero tampoco jugó.

El único gol del encuentro lo marcó en el minuto 49 el delantero brasileño Lucas Fernandes, que llegó este año a Portimão procedente del São Paulo, con un potente disparo de empeine desde fuera del área que se coló por una escuadra de la portería de su compatriota Denis.

Los únicos espectadores que pudieron disfrutar del bello tanto en el estadio fueron los niños recogepelotas situados en el exterior del rectángulo de juego, provistos de guantes y mascarillas.

Con esta victoria, el Portimonense pone fin a una racha de 12 partidos sin ganar y toma aire, ya que es penúltimo clasificado (descienden 2) y se sitúa a 3 puntos de la salvación, aunque el Paços de Ferreira, que es antepenúltimo, tiene un partido menos.

Todos los encuentros de las 10 jornadas que restan de la Liga se jugarán a puerta cerrada.

A las 3:15 de la tarde, hora colombiana, el Porto empezó el segundo duelo del día contra el Famalicão, un duelo en el que los Dragones defienden el liderato, con un punto de ventaja sobre el Benfica.

El extremo guajiro Luis Díaz estuvo en la nómina titular, mientras el antioqueño Matheus Uribe empezó en la banca de suplentes.

Esta fue la nomina titular del Porto en el partido de esta tarde. Hincado se ve al guajiro Luis Díaz. /FOTO: @fcporto.