Colombiana murió en su casa en España y sus gatos devoraron su cuerpo

Imagen de referencia para ilustrar la nota. /FOTO: ARCHIVO.

El no ver a Clara Inés Tobón por 3 meses en el conjunto residencial donde vivía, a pesar de los insistentes llamados a la puerta, no despertó de a mucho la curiosidad de sus vecinos, porque pensaron que se había venido para Colombia o que se encontraba hospitalizada.

Días después, sus vecinos se enteraron que la mujer se encontraba sin vida en el interior de su residencia y que había sido devorada por sus gatos.

¡Macabro!

La aterradora historia se presentó en el distrito de Fuencarral, en Madrid (España). La mujer, de 79 años de edad, había llegado en el año 1996 al país europeo, no se casó, vivía sola y su familia residía en Colombia.

Desde unas semanas atrás, los residentes del conjunto no volvieron a ver en la edificación y tampoco en el mercado a Clara Inés, donde habitualmente acudía a recoger los restos de fruta y comida que los vendedores dejaban en la basura.

Sus amigas tocaron varias veces la puerta, pero nunca respondió, también llamaron a su celular y este se encontraba apagado; las cartas ya no cabían en su buzón.

En este conjunto residía Clara. /FOTO: EL MUNDO.

En principio pensaron que Clara se había venido para Colombia o que se encontraba en hospitalizada, puesto que en los últimos días había presentado algunos quebrantos de salud. Casualmente una de sus amigas acudió a una cita médica al hospital de la zona y preguntó por ella, pero le manifestaron que Clara no había ingresado.

Días después, uno de los vecinos comenzó a sentir un olor que no era habitual al generado por los 7 felinos, además observó algunas moscas.

Puede leer: Hacen convocatorias para borrar y defender mural y Juanes pide que no vayan.

El pasado lunes, en medio de la zozobra, una residente decidió llamar a la Policía para informar que Clara aparentemente había fallecido en el interior de su casa.

La autoridades llegaron al lugar, pero no pudieron abrir la puerta, según informó el medio de comunicación El Mundo, por lo que solicitaron apoyo de los bomberos. Cuando ingresaron por una de las ventanas, descubrieron el cadáver de clara en avanzado estado de descomposición y con parte del cuerpo mordido por los gatos.

Cinco de los felinos se encontraban sin vida, mientras que los 2 restantes medio podían respirar, por lo cual fueron llevados al Centro de Protección Animal.

La residencia de la mujer fue sellada. /FOTO: EL MUNDO.

Ahora las autoridades locales se encuentran a la espera del resultado de la autopsia para conocer que causó el deceso de esta adulta mayor.