Colombia, Uruguay, Chile y Paraguay ayudan a futbolistas en crisis

La Asociación de Futbolistas Agremiados de Paraguay también apoya a los jugadores en situación vulnerable. / FOTO: @FIFPro

Sindicatos de jugadores de países como Colombia, Uruguay, Chile, Paraguay, Bolivia, Honduras o Panamá han emprendido acciones para ayudar a futbolistas afectados por el impacto de la pandemia de la Covid-19 con la distribución de alimentos y aportaciones económicas.

Estas iniciativas, que también llevan a cabo asociaciones de jugadores de Hungría y de África en países como Egipto, Costa de Marfil, Botsuana y Gabón, se dirigen a colaborar con quienes han dejado de percibir sus salarios o han sufrido importantes recortes salariales después de la suspensión de las competiciones.

 

El secretario general del sindicato mundial de jugadores (FIFPro), Jonas Baer-Hoffmann, aseguró que “esta crisis pone de manifiesto la fragilidad de las condiciones salariales fuera de las ligas europeas de élite del fútbol profesional, y lo mal que algunos clubes tratan a sus empleados en cuanto se presenta una falta de dinero”.

FIFPro informó de este tipo de acciones como la del sindicato colombiano Acolfutpro, que ha enviado paquetes de comida a 101 jugadoras en situación de impago o sin seguridad social por la crisis sanitaria, iniciativa emprendida por FAP en Paraguay con los jugadores de segunda división.

En Honduras y Uruguay son las asociaciones AFHO y MUFP las que trabajan para aliviar el impacto entre los futbolistas afectados, igual que Afutpa en Panamá, con 580 envíos de alimentos, como también hará Fabol para los futbolistas bolivianos perjudicados.

El sindicato chileno Sifup ha optado por apoyar financieramente a los jugadores porque las medidas de salud y seguridad afectan a la entrega de paquetería, mientras que Afutpa en Panamá sí ha podido distribuir más de mil paquetes de alimentos.

 

Los sindicatos de jugadores de Egipto (EPFA), Gabón (ANFPG) y Hungría (HLSZ) han creado fondos para apoyar a los futbolistas. Y durante más de un mes, el sindicato gabonés ha acogido a 2 jugadores extranjeros de los que prescindió su club.

El secretario general de FIFPro reclamó que “el fútbol necesita ahora proteger a su gente”. “Los interesados en el fútbol necesitan urgentemente endurecer los procesos judiciales y hacer cumplir los contratos y reglamentos a nivel nacional con el fin de proteger a los empleados y sus familias”, apuntó.

 

FIFPro también se hizo eco de la denuncia del secretario general del sindicato de Botsuana, Kgosana Masaseng, donde antes de la pandemia había 7 clubes en peligro de desaparición y hay futbolistas que no han recibido su salario durante 4 o 6 meses.

“Los jugadores nos informaron de que se estaban quedando sin comida y artículos de aseo y solicitaron cestas de comida en lugar de dinero. Les dimos una provisión para 2 meses de arroz, harina, macarrones y carne enlatada”, explicó.

Lea también: Gobierno nacional autoriza regreso a entrenamientos individuales para el fútbol colombiano.

Con información de EFE